Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arganda pedirá ayuda para obras que canalicen riadas

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, prometió ayudas tras unas trombas de agua "históricas"

Efectos de la riada en Arganda del Rey por las lluvias
Efectos de la riada en Arganda del Rey por las lluvias

El domingo cayeron en Arganda del Rey 46 litros por metro cuadrado en 40 minutos. “Los técnicos del Canal Isabel II me han transmitido que para hacer frente a unas lluvias así haría falta una obra faraónica. En Arganda haremos obra en la red, ya que este tipo de fenómenos han pasado de ser extraordinarios a ordinarios”, señaló el alcalde del municipio, Guillermo Hita (PSOE).

El regidor de esta localidad de 55.000 habitantes indicó que ha pedido una reunión “con carácter de urgencia” con el Canal de Isabel II, organismo al que planteará realizar una serie de obras para garantizar la seguridad en futuros episodios de tormentas. Los operarios trabajaban ayer en la parte alta de la calle Real. Cuatro familias de la zona durmieron anoche en un hotel debido al mal estado de sus hogares. El barro que arrastró la riada se metió en las casas, lo que ha causado daños más graves en los pisos bajos, garajes, trasteros y tiendas.

Según explicó el alcalde, el Ayuntamiento de Arganda del Rey ya había comenzado el trámite para que el municipio sea declarado zona especialmente afectada —actual denominación para las zonas catastróficas—. “Si lo piden estaremos de su lado”, dijo ayer la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. “Los daños son tremendos, sobre todo en asfaltados, calles e instalaciones deportivas”, agregó en su visita a Villar del Olmo, localidad de 2.000 habitantes que quedó dividida tras el desbordamiento de un arroyo, una situación que se había vivido ya hace medio siglo.

Las lluvias y la crecida del arroyo Vega afectaron también a Nuevo Baztán, especialmente la zona de Eurovillas.

Caída natural del agua

Como en la granizada y posterior riada ocurrida a finales de de agosto, en Arganda del Rey la zona más afectada es el eje que forman en línea la calle Real, la calle Juan de la Cierva y la calle Misericordia. Una vía que los vecinos llama la arroyáporque las calles están construidas sobre un cauce seco que concentra la escorrentía de la zona.

“La calle Real y su plaza, así como la prolongación de estas, se encuentran en la caída natural de las aguas torrenciales procedentes de tres barrancos. Estas inundaciones vienen conociéndose desde el siglo XVII. Y los crecimientos urbanísticos de Arganda, realizados en los treinta últimos años, no han tenido en cuenta esta realidad”, explican desde Ecologistas en Acción (EEA), que ha realizado una valoración de las inundaciones. Según este informe, y basándose en datos de la Comunidad, la organización estima que 25.000 madrileños viven en zonas con cierto riesgo por inundación: “Son situaciones que se producen en todas la cuencas de los ríos madrileños”.

El informe añade que “las inundaciones se deben a la mala planificación urbanística de los últimos cuarenta años sin que las autoridades quisieran reparar en los riesgos”. Fuentes de la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad aseguraron, en declaraciones recogidas por Europa Press, que ya no se construye en zonas inundables y que las viviendas e instalaciones que pueda haber en zonas declaradas de riesgo de inundación datan de tiempos anteriores a la normativa que lo impide. Y aseguraron que “nunca se aprobaría un plan urbanístico que pretendiera construir en una zona declarada inundable”, aunque no especificaron qué hacer con las viviendas o construcciones ya erigidas en estas zonas.

La legislación recoge que la administración debe eliminarlas: “La potestad en materia urbanística es municipal”, señalaron las citadas fuentes de la Consejería. El Plan Hidrológico Nacional establece que el Ministerio de Medio Ambiente “promoverá convenios de colaboración con las administraciones para eliminar construcciones en zonas inundables”.

Intervenciones en viviendas y garajes

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, trasladará hoy al Consejo de Gobierno regional la petición de declarar zona catastrófica los municipios afectados por las riadas. Este fin de semana, los servicios de emergencias de la Comunidad recibieron más 600 llamadas y los Bomberos realizaron cerca de 500 intervenciones, rescatando a personas que se encontraban atrapadas en vehículos y, fundamentalmente, para desaguar vividas, garajes y zonas bajas. Hubo cortes de carreras y en el servicio de la línea 9 de Metro. / AGENCIAS

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información