Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Absueltos los concejales de Badalona acusados de abrir el Ayuntamiento el 12-O

La magistrada considera que los ediles no estaban sometidos al calendario laboral por ser cargos electos

concejales badalona 12 octubre
Los seis concejales de Badalona, al inicio del juicio.

Los seis concejales de Badalona (Barcelona) que acudieron a trabajar y atendieron a ciudadanos el 12 de octubre de 2016, Día de la Hispanidad, no cometieron un delito de desobediencia. La juez ha absuelto a los ediles, acusados por la Fiscalía de desoír una orden judicial que impedía abrir las dependencias municipales. La sentencia subraya que, como cargos electos, no estaban sometidos al calendario laboral ordinario. “No podían ser considerados sujetos activos de la prohibición de trabajar o ejercer sus funciones”, sostiene.

Los seis absueltos eran concejales del gobierno de coalición de Guanyem Badalona —integrado por miembros de Podem, la CUP e independientes— y Esquerra Republicana. Aunque algunos ya no ostentan cargos públicos, la semana pasada se sentaron en el banquillo para afrontar una petición de 15 meses de inhabilitación. Todos ellos negaron haber desobedecido y defendieron que acudir a trabajar el 12-O fue una “decisión política” para mostrar su rechazo al Día de la Hispanidad.

En 2016, el Ayuntamiento de Badalona ofreció a los funcionarios la posibilidad de trabajar el 12 de octubre. Al conocer esa decisión, la delegada del Gobierno en Cataluña, María de los Llanos de Luna (PP) presentó un recurso. Un juez de lo contencioso-administrativo le dio la razón y prohibió que se abrieran las puertas del consistorio durante la “festividad nacional”.

Auto roto

Los ediles, pese a todo, acudieron el 12-O al Ayuntamiento y, en su interior, atendieron durante parte de la jornada a algunos ciudadanos. Uno de los ediles, José Téllez, rompió ante las cámaras una copia del auto judicial que lo prohibía. El PP se querelló contra los ediles y comenzó así la causa judicial por desobediencia.

La juez cree que “el mandato fue totalmente cumplido” por los ediles, ya que pueden “ejercer sus funciones representativas las 24 horas del día, los 365 días del año”, así como entrar a las dependencias “cualquier día, incluidos los festivos”. La magistrada no ve probado que se realizaran trámites administrativos esa jornada y dice que la ruptura del auto por Téllez fue una mera “manifestación política de desobediencia”. Además, recuerda que, el día anterior, los concejales enviaron un correo a los empleados en el que les comunicaban la decisión del juez y les indicaban que las dependencias municipales permanecerían cerradas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >