Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Junqueras eleva el enfrentamiento con Torra y Puigdemont a pocos días de la Diada

La CUP ve “casi imposible” aprobar las cuentas de 2020 y rechaza un Gobierno de concentración tras la sentencia

Oriol Junqueras
El presidente, Quim Torra, pasa junto al colectivo de doctorandos antes de presidir la inauguración oficial del curso 2019-2020, en Barcelona este viernes. EFE

A cinco días de la celebración de la Diada (fiesta oficial de Cataluña) y a pocas semanas de conocer, previsiblemente, la sentencia del juicio del procés, las diferencias entre los dos principales partidos independentistas catalanes son cada vez mayores. El presidente de Esquerra Republicana, Oriol Junqueras, ha mantenido este viernes su convencimiento de que unas nuevas elecciones en Cataluña pueden ser una respuesta contundente a la sentencia, y ha criticado al presidente de la Generalitat, Quim Torra, y a su antecesor en el cargo, Carles Puigdemont, por considerar que unos nuevos comicios debilitarían las instituciones. En un apunte en su cuenta de Twitter, Junqueras, en prisión preventiva a la espera del fallo del Tribunal Supremo, les ha recriminado: "No se había visto nunca que alguien diga que el hecho de que la gente vote debilita a las instituciones. ¿Desde cuándo el ejercicio democrático del derecho de voto debilita a las instituciones de un país?". 

ERC y Junts per Catalunya mantienen sus diferencias acerca de cuál debe ser la respuesta de las instituciones cuando salga la sentencia. Esquerra, aupada por los últimos resultados electorales, no teme unos nuevos comicios o conformar un Gobierno de concentración con las fuerzas independentistas y soberanistas, que incluya a los comunes. Mientras, el partido de Puigdemont cree que unas nuevas elecciones (que podrían hacerle perder el liderazgo independentista en la cámara catalana) debilitarían a las instituciones.

Así lo aseguraron Torra y el expresident el miércoles en una rueda de prensa conjunta en Bruselas, donde Puigdemont reside huido de la justicia española. Puigdemont rechazó ambas propuestas de los republicanos con el argumento de que "el fortalecimiento de las instituciones no es compatible con las prisas electorales". "Las instituciones se tienen que reforzar y las elecciones debilitarían las instituciones. En un ciclo que va a venir presidido por una condena al Govern y al Parlamento de Cataluña, tanto Govern como Parlament deben responder fuertes y ahora tenemos una mayoría clara", dijo tras una reunión con dirigentes de su partido.

El tuit de Junqueras vuelve a mostrar las diferencias entre los principales partidos independentistas en la estrategia a seguir tras la sentencia que se conocerá este otoño, mientras continúan los contactos y reuniones para consensuar una postura común. Meritxell Budó, consejera de Presidencia ha replicado a Junqueras alertando que unas elecciones "podrían alterar" la actual mayoría independentista en Cataluña. En respuesta al líder de ERC, la portavoz ha expresado el "máximo respeto a los puntos de vista sobre la reacción a la sentencia pero ha subrayado que ahora ya hay un "gobierno independentista y una mayoría independentista en el Parlament". "Ahora hace falta trabajar para fortalecer las instituciones", ha remarcado Budó, que ha añadido que la posibilidad de afrontar los meses que vendrán "con un escenario electoral no creemos que nos dé la fuerza necesaria que conviene en este preciso momento".

La propuesta de un Gobierno de concentración de Junqueras ha encontrado una reacción desigual en los partidos a los que va dirigida, además de la negativa de Junts per Catalunya. La CUP, por su parte, ha rechazado esta fórmula, porque considera que la legislatura "está agotada". "No sabemos cuál es el objetivo de este Govern ni hacia dónde anda. Lo que tenemos claro es que sigue con unas políticas continuistas que no responden con la valentía necesaria las demandas sociales crecientes. Esta legislatura está agotada, estamos ante un Govern que no gobierna", ha expuesto la diputada Maria Sirvent en una entrevista en Ràdio 4.

Sirvent también ha considerado que el Govern ha "abandonado" la defensa del derecho a la autodeterminación, por lo que ha descartado formar parte de un Gobierno de concentración. "No lo vemos en ningún caso porque los objetivos que rodean a este Gobierno están bastante claros, y es seguir haciendo una gestión de las migas que nos permite el marco jurídico actual y seguir profundizando en la privatización de servicios y en unas políticas que trinchan el territorio ante una emergencia climática que es brutal", ha detallado.

En este sentido, la CUP también ve "casi imposible" que la formación anticapitalista apoye el proyecto de presupuestos de 2020 por el que el vicepresidente Pere Aragonès ya está manteniendo una ronda de contactos. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, por su parte, sí se ha mostrado abierta a que los comunes apoyen estas cuentas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >