Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento de Barcelona admite una “crisis de seguridad”

En poco más de 24 horas tres personas han sido apuñaladas de gravedad en la ciudad

sucesos barcelona
Dos 'mossos', en una imagen de archivo.

El teniente de alcalde de Seguridad de Barcelona, Albert Batlle, ha admitido este miércoles el problema sin rodeos: en la ciudad se vive una “crisis de seguridad”, ha indicado a los medios, después de siete muertes violentas en 40 días y tres episodios de apuñalamientos graves en poco más de 24 horas. El Consistorio presidido por Ada Colau ha prometido un plan de choque, con más mossos y más Guardia Urbana en la calle.

Batlle, abogado y antiguo director general de los Mossos, ha defendido un análisis “sereno y responsable” sobre el incremento de la delincuencia, pero ha afirmado que es necesario “intensificar las políticas de seguridad”, así como “las políticas sociales, que deben ir acompañadas de otras políticas en materia de urbanismo o de servicios sociales”.

El resumen de los últimos 40 días en la ciudad deja sobre la mesa siete personas muertas fruto de peleas (4), de tiroteos (2) y apaleadas y estranguladas (1). Los Mossos siguen buscando a los autores de cuatro de estos homicidios. En total, en lo que va de año, 11 personas han fallecido de manera violenta, una cifra que supera la de todo el año anterior (10), según cálculos de este diario.

Batlle se ha referido a la sensación de “inseguridad” de la ciudadanía, que se ha visto aumentada por tres casos de agresiones graves ocurridos en poco más de 24 horas. Empezó el lunes, un poco antes de las diez de la noche, cuando un joven fue apuñalado en el Pou de la Figuera, en el barrio de la Ribera de Barcelona, por otro al que conocía del centro de justicia juvenil de l’Alzina. Ingresó en el hospital del Mar, muy grave, pero no se teme por su vida.

Unas horas después, a las cinco y media de la madrugada del martes, se repitió la escena: una pelea con un apuñalado grave en la plaza de Pau Vila, muy cerca del metro de la Barceloneta. De nuevo, se ingresó al herido en el hospital del Mar, con pronóstico grave, pero sin peligro de muerte.

Apenas habían pasado 24 horas, los Mossos recibieron un nuevo aviso de una pelea con un arma blanca y un herido de gravedad. Fue poco antes de la una de la madrugada de este miércoles. Un hombre de 40 años fue ingresado en estado crítico en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del mismo hospital que los otros dos, por una cuchillada en el cuello. El ataque fue fruto otra vez de una pelea, en la calle de Pamplona del barrio de Poblenou, según fuentes policiales.

A las cuatro de la tarde del miércoles, un hombre senegalés de 35 años se ha presentado en la comisaría de los Mossos del distrito de Sant Martí y ha confesado ser el autor del ataque, según fuentes policiales. Ahora la policía intenta verificar si lo que cuenta es cierto, antes de proceder a su detención formal.  

Los datos de delincuencia de Barcelona son preocupantes. De forma global, muestran un crecimiento del 9% de los delitos en lo que va de año. Solo los robos violentos han crecido un 30%. El concejal Batlle ha destacado también que los delitos contra las personas han disminuido un 1,2%. “Barcelona sigue siendo una ciudad segura en comparación con otras como París, Londres o Roma”, ha dicho. Y ha repetido que no es una situación irreversible y que están “tomando medidas para revertir la situación” y evitar que se cronifique.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >