Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña lidera el ‘boom’ del fútbol femenino

El fútbol catalán sumó 12.925 licencias en 2018 y un 10% de aumento, en consonancia con el éxito de la Liga, el Barça y la selección

Un partido entre la selección catalana y el Europa. Ampliar foto
Un partido entre la selección catalana y el Europa.

El listado del equipo femenino se alinea ya con el de los distintos equipos masculinos en el mural que preside las oficinas del CE Sant Gabriel. “Ellas merecen formar parte del cuadro, hay que darles su lugar”, cuenta el presidente del club, Gregorio Peralta, conocido como Gori. El CE Sant Gabriel cuenta actualmente con unas 160 jugadoras repartidas en 12 equipos.

“Al principio”, relata Gori, “los papás nos decían nada más llegar con sus hijas: ‘ella quiere jugar fútbol; se la traigo para que le saque esa idea de la cabeza’. Ahora más bien vienen y piden becas y cosas porque saben todo lo que les puede aportar”.

El fútbol femenino en el CE Sant Gabriel empezó entre 1998 y 1999. “Nos habíamos desvivido con los niños, pero nos hacía falta dedicarnos a las niñas, así que empezamos una tarea de captación en la calle”, comenta el ex entrenador del club Manolo Ara, convencido de que la tarea de persuasión fue tan importante como el apoyo económico recibido del empresario Joan Llandrich: “Fue el que hizo que la apuesta por el fútbol femenino fuera posible”.

Según datos del Consejo Superior de Deportes, en 2018 Cataluña otorgó 12.925 licencias al fútbol femenino, número con el que superó al País Vasco -11.050-, Galicia -6.830-, Andalucía -6.800- y Madrid -5.740-, las comunidades con más fichas. Además, los datos de la Federación Catalana de Fútbol (FCF) aseguran que actualmente existen 14 categorías femeninas y el número de jugadoras federadas ha ido en aumento: si en la temporada 2015-2016 eran 7.617, el número de la pasada (2017-2018) alcanzó las 8.115. Han aumentado relativamente las licencias de jugadoras y ha cambiado la mentalidad y la actitud de los clubes.

Para Lauren Florido, encargado de los equipos femeninos del Espanyol, el creciente apoyo mediático ha sido decisivo para que las jóvenes no teman demostrar su interés por el fútbol. “Las chicas se dan cuenta de que las empresas, los clubes, las personas están invirtiendo en el fútbol femenino”. El número de fichas en el Espanyol supera las 140 y los equipos ya son ocho. Florido anuncia que “crece el interés” y que la atención que se presta a eventos como el Mundial son pilares para que la motivación vaya en aumento. “Todas las que juegan al fútbol quieren llegar ahí, a la selección”, establece Ara ex entrenador del CE Sant Gabriel.

España, tras el de Canadá en 2015, ha disputado su segundo Mundial en Francia 2019 y ha logrado por primera vez clasificarse para los octavos de final. Aunque Estados Unidos acabó con la esperanza de conseguir el título, la actuación de las seleccionadas fue destacable. Para estos encuentros fueron siete las seleccionadas catalanas Marta Torrejón, Marta Corredera, Alexia Putellas, Vicky Losada, Aitana Bonmatí, Andrea Pereira y Leila Ouahabi.

Por otro lado, la llegada del patrocinio de Iberdrola a la La Liga Femenina -ahora Liga Iberdrola- en el 2016, ha significado una importante inyección económica para el fútbol femenino. Así como su patrocinio a la Copa de la Reina, este evento además ha alcanzado cifras récord tanto en asistencia -60.739 espectadores al encuentro Atlético de Madrid y Barcelona-, como de espectadores, la final de Copa rompió el récord de audiencia televisiva en un partido de fútbol femenino -más de 1.600.000 espectadores-, una cifra que luego se superó en el Mundial. Los encuentros de la selección obtuvieron una media de 892.000 espectadores por televisión.

Alba Sánchez defiende la portería del equipo A del CE Sant Gabriel y además entrena al equipo alevín del mismo club. “Ojalá yo hubiera tenido la oportunidad que tienen estas pequeñas”. Y añade: “Hoy llegan muy motivadas; lo que quieren es jugar y aprender”. Sánchez valora muy positivamente el apoyo recibido por el fútbol femenino: “En España se han roto incluso récords de asistencia a los estadios”, remarca, “pero necesitamos que la inversión sea pareja a la del fútbol masculino porque en igualdad de condiciones a la gente le gustaría y lo vería más”.

El número de entrenadoras censadas en la federación catalana es ahora mismo de 408 y las árbitras, 108. En la temporada 2018-2019 el número de licencias total en Cataluña –fútbol, fútbol sala, árbitras, entrenadoras, auxiliares, delegadas, médicas- es de 12.547, un 10% más que la temporada anterior.

“Hay que incentivar que sean mujeres pero lo que realmente importa es que sepan y que transmitan el conocimiento con pasión”, apostilla Florido. “Lo más satisfactorio”, matiza Sánchez, “es ver cómo las niñas que un día entrenaste ahora juegan contigo”. La Liga Iberdrola ha hecho una apuesta muy significativa, tanto que las encargadas de dirigir el torneo fueron 20 mujeres.

Aunque al fútbol femenino le queda camino por recorrer, la motivación de las chicas es la que actúa como motor de trabajo. La meta es alcanzar el máximo número de practicantes posible y también la excelencia. Este año el FC Barcelona, subcampeón de Liga, se ha convertido en el primer equipo español que ha disputado una final de la Copa de Europa. Otro referente para un fútbol y un deporte femenino en plena eclosión.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información