Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alza de las exportaciones hunde el peso de las ventas catalanas al resto de España

Quim Torra aprovecha un acto de la Cámara de Comercio para llamar a los empresarios a desvincularse de "las élites" alejadas de la calle

QuimTorra, este viernes, en un acto de la Cámara de Comercio de Barcelona.
QuimTorra, este viernes, en un acto de la Cámara de Comercio de Barcelona. Europa Press

El mercado español ha perdido peso relativo para las empresas catalanas en las dos últimas décadas, consecuencia del significativo aumento de las exportaciones. El año pasado se consolidó esa tendencia y las ventas realizadas desde Cataluña hacie el resto de comunidades autónomas cayó a un mínimo histórico: el 35,4%. Las exportaciones, en cambio, representaron un 64,6% del total de las ventas. Es la fotografía inversa de lo que sucedía en 1995, según los datos de C-intereg (observatorio de intercambios comerciales donde participan diferentes comunidades) incluidos en la última Memoria Económica de la Cámara de Comercio de Barcelona, presentada hoy.

El estudio afirma que la ventas totales han seguido aumentando en los dos últimos años, a una velocidad del 6,3% en 2017 y de un 5% en 2018. En esos años las ventas al resto de España evolucionaron a buen ritmo, pero el hecho de que las exportaciones todavía crecieran más --Cataluña es una de las regiones europeas donde más han aumentado desde 2008-- ha hecho que el peso relativo del mercado español haya caído a mínimos históricos.

"Estamos cediendo protagonismo del mercado español en favor de las exportaciones", ha afirmado Carme Poveda, economista de la Cámara de Comercio de Barcelona. Poveda ha destacado el hecho de que el número de empresas catalanas exportadoras regulares haya alcanzado las 17.239 sociedades, una tercera parte de las existentes en el conjunto español.

La memoria de la corporación cameral destaca que la economía catalana marcha a buen ritmo, aunque advierte de algunos retos que hay que superar. El primero es el de la investigación y el desarrollo (I+D), ya que en Cataluña solo se invierte el equivalente al 1,47% del PIB, frente al 2,07%, en una diferencia que ha aumentado en los últimos años. El segundo obstáculo que se tiene que superar es el de la tasa de paro de larga duración, que es del 29%.Otro factor a modificar es el de los salarios i la productividad, que la Cámara llama a recuperar.

La buena marcha de la economía catalana ha sido utilizada por Quim Torra, que ha presidido el acto, para cargar contra las "fake news" que se utilizaron para "intoxicar" sobre las consecuencias del proceso independentista con "previsiones catastrofistas". El presidente de la Generalitat ha realizado esa aseveración después que de hace dos semanas el Consejo Regulador del Cava afirmara que la producción de cava para el mercado español cayera un 12% en 2018 a causa de la situación política.

Pese a ello Torra ha hecho una llamada a los empresarios a que se desvinculen "de las elites desvinculadas de la realidad de la calle y alejadas de las personas", en una clara defensa de la división empresarial.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >