Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat abre tres nuevas ‘embajadas’ sin tener el informe preceptivo de Exteriores

Las delegaciones del Govern estarán en México, Túnez y Argentina

El presidente catalán Quim Torra (derecha) abraza al nuevo consejero Alfred Bosch.
El presidente catalán Quim Torra (derecha) abraza al nuevo consejero Alfred Bosch.

El Ejecutivo autonómico catalán que lidera Quim Torra espera tener, antes de que finalice este año, tres nuevas delegaciones en el extranjero, las conocidas como embajadas. El consejero de Acción Exterior de la Generalitat, Alfred Bosch (ERC), anunció ayer la apertura de sedes en México, Túnez y Argentina. El Govern decidió abrir estas delegaciones de nuevo cuño pese a no tener el informe preceptivo —aunque no vinculante— del Ministerio de Exteriores. Se trata de un documento que ha generado roces en el pasado entre ambas Administraciones, sobre todo porque el Gobierno central recela del objetivo de esas oficinas y de su papel en la internacionalización del procés.

“Estamos muy sorprendidos de que la Generalitat haya procedido sin haber esperado al informe”, señalaron ayer fuentes de Exteriores, informa Lucía Abellán. Bosch, por su parte, quitó hierro al asunto: “Hemos enviado dentro de plazo la comunicación al ministerio pero no hemos recibido su informe”, dijo. Fuentes del departamento de Acción Exterior explicaron posteriormente que el día 5 de junio fue enviada la documentación y que Exteriores pidió una semana después documentación complementaria.

La Generalitat llega así a un total de 16 delegaciones en tres continentes. El antecesor de Bosch, Ernest Maragall, reabrió las que fueron cerradas bajo el amparo del artículo 155 de la Constitución. “Estamos obligados a internacionalizar el país. Si no, no estaríamos haciendo nuestro trabajo. Comenzamos una fase expansiva tras la restitución”, dijo Bosch. El objetivo, señaló, es llegar a los cinco continentes.

De las embajadas ya creadas falta por ponerse en marcha la de Beirut, aún sin delegado. Bosch explicó que en breve comenzará el concurso público para escoger a los directivos de las tres creadas ayer.

El Estatuto da a Cataluña algunas competencias en acción exterior, como las que tienen el resto de comunidades autónomas. Sin embargo, el rol que jugaron las delegaciones en la promoción del proceso separatista —con un presupuesto de seis millones— genera grandes suspicacias. Maragall, en su día, se enfrentó al entonces ministro de Exteriores, Josep Borrell, a cuenta de los informes preceptivos. La Generalitat no los solicitó cuando reabrió las embajadas cerradas por el 155 al entender que, como se trataba de una reapertura, no era necesario ese trámite. Borrell dejó plasmadas esas dudas en uno de esos informes preceptivos, donde criticó que allí se realizaran eventos que promueven el independentismo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >