Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Prisión para los dos presuntos dirigentes de Resistencia Galega fugitivos desde 2006

El juez de la Audiencia Nacional les imputa delitos de pertenencia a organización terrorista y tenencia de explosivos

Resistencia Galega detenidos
Fotografías de archivo de Asunción Losada, a la izqueirda, y Antón García. EFE

Antón García Matos, alias Toninho, y su pareja Asunción Losada Camba, presuntos dirigentes de la organización terrorista Resistencia Galega detenidos el pasado sábado en Vigo, han ingresado este martes en prisión. El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha acordado la prisión incondicional de ambos por presunto delito de pertenencia a banda terrorista en grado de máximos dirigentes de la organización, así como tenencia y transporte de explosivos y falsedad documental.

El magistrado también acordó la misma medida para los otros dos presuntos colaboradores detenidos en la Operación Lusista, desplegada por la Guardia Civil este fin de semana en la provincia de Pontevedra y Ourense. Uno de ellos ha sido identificado como Miguel García Nogales que en el momento de su detención se encontraba junto a Antón García y Asunción Losada. El otro supuesto colaborador fue arrestado al día siguiente en la localidad ourensana de Oxén.

Sobre García Matos y Losaba Camba pesaban dos órdenes internacionales de detención de sendos juzgados de la Audiencia Nacional desde 2006, cuando lograron eludir el cerco policial y escapar a Portugal. Se cree que pasaron varios años en Venezuela y luego regresaron al país vecino donde trataban de reactivar la organización terrorista.

Una de las referencias más recientes de Toninho desde la clandestinidad se remonta al 18 de julio de 2014 (coincidiendo con la fecha del alzamiento militar de 1936 contra la Segunda República). Aquel día, el dirigente de Resistencia Galega y varios de sus colaboradores difundieron un video en el que él arengaba a dar continuidad a "la lucha armada".

El grupo liderado por García y Losada tras la disolución del Exército Guerrilheiro do Povo Galego Ceive en 2005 se estrenó con la publicación de un manifiesto fundacional en internet. Desde entonces, según los investigadores, han protagonizado más de 60 actos violentos, muchos de ellos con explosivos de fabricación casera. Prácticamente la mitad de estas acciones han sido atentados contra sedes de partidos políticos, instituciones, entidades bancarias y empresas, aunque sin víctimas mortales.

La última y más grave acción terrorista del grupo fue la colocación de un artefacto explosivo en el Ayuntamiento de Baralla, en Lugo, en octubre de 2014, cuya deflagración destruyó parcialmente la Casa Consistorial de este municipio lucense. La violenta explosión llegó a provocar daños materiales en los edificios colindantes. La huida de García y Losada "permitía mantener los conocimientos técnicos y la experiencia para la confección de artefactos explosivos", según informó la Guardia Civil en un comunicado tras el operativo.

Desde 2007 han sido detenidas al menos 40 personas vinculadas a la organización terrorista gallega, la única que los servicios de información consideran todavía en activo. La última operación policial contra la banda se produjo el 21 de junio de 2017, cuando la Guardia Civil arrestó en varias localidades gallegas a tres personas que dirigían un entramado de enaltecimiento y justificación de los actos de la organización.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >