Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau vuelve a colgar el lazo amarillo en el Ayuntamiento de Barcelona

La reposición del símbolo en solidaridad con los políticos presos no cuenta con el apoyo del PSC y el PP dice que lo quitará

La pancarta con el lazo amarillo colgada este lunes en el Ayuntamiento de Barcelona.

La pancarta con el lazo amarillo de solidaridad con los políticos presos ha vuelto al balcón del Ayuntamiento de Barcelona. La primera reunión, este lunes, de los grupos políticos tras la constitución formal del Consistorio salido de las urnas el 26-M ha abordado la cuestión, que la alcaldesa Ada Colau anunció el sábado en su discurso de investidura. Aunque podría hacerlo sin consultar, la alcaldesa dijo que lo propondría a los partidos. El lazo fue retirado durante la pasada campaña electoral de las generales del 28-A y ha sido repuesto a las tres de la tarde. La reposición de la pancarta se ha hecho contra el criterio del PSC, que en las próximas semanas cerrará un acuerdo de Gobierno con Colau. El concejal del PP Josep Bou ha advertido que lo retirará.

Los dos partidos independentistas del Consistorio, ERC y Junts per Barcelona, han mostrado su sorpresa por el hecho de que el gobierno haya planteado la reposición del lazo en una reunión informativa convocada para cuestiones formales de inicio de mandato y han subrayado que evidencia la primera discrepancia entre los dos partidos que gobernarán: Barcelona en Comú y el PSC. Tanto republicanos como neoconvergentes han manifestado que el lazo debería haberse repuesto el día siguiente a las elecciones. “Suponemos que ha esperado hasta ahora para que no interfiriera en sus conversaciones con el PSC”, ha dicho la número dos de Junts per Barcelona, Elsa Artadi.

La segunda teniente de alcalde de Barcelona, Janet Sanz, ha señalado que el lazo se ha repuesto tras “constatar en la reunión que las posiciones de los grupos no han cambiado” respecto a la Junta de Portavoces que decidió colgarlo. Por parte del PSC, la edil Laia Bonet ha recordado que la postura de los socialistas siempre ha sido la misma: “que el Ayuntamiento debe poder representar a toda la ciudadanía”. “Creemos que debería representar la neutralidad”, ha dicho, aunque ha reconocido que en su día la Junta de Portavoces ya apoyó por mayoría la decisión de colgar el lazo.

Desde el PP, Josep Bou ha criticado la decisión de Colau y ha asegurado que hará "todo lo posible" para quitar la pancarta. “Barcelona no puede estar sometida a estos vaivenes, el lazo dice que en España hay presos políticos y esto es una aberración, España es una democracia”, ha dicho, y le ha pedido “que recapacite y gobierne para todos los barceloneses”.

La decisión de reponer la pancarta no ha llegado a votarse, porque formalmente la reunión de este lunes no era una Junta de Portavoces, sino un encuentro informativo con el secretario general. En cualquier caso, los grupos han expresado su opinión y reponer el lazo tiene el apoyo del grupo que gobierna el Ayuntamiento, Barcelona en Comú, de ERC y de Junts per Barcelona. Suman 25 ediles de 41. PSC, Barcelona pel Canvi - Ciudadanos y PP suman 16.

La primera reunión de partidos municipales ha sido un “encuentro informativo” convocado por equipo de gobierno. En la reunión han participado dos concejales por partido y el secretario municipal, Jordi Casas, les ha expuesto cuáles son las primeras cuestiones que deben abordar: desde qué despachos ocupa cada partido, dónde se sentarán en el pleno, qué comisiones previas al pleno mensual habrá y quién las presidirá.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >