Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau sobre los votos de Valls: “Bienvenidos a la investidura”

La alcaldesa en funciones de Barcelona dice que intentará hasta el último momento llegar al menos a un preacuerdo de gobierno con PSC y ERC

Ada Colau, acompañada por Janet Sanz y Joan Subirats, muembros de su candidatura.
Ada Colau, acompañada por Janet Sanz y Joan Subirats, muembros de su candidatura. EL PAÍS

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona en funciones, rechazó el domingo por la noche que pueda sentir incomodidad por los votos "gratis" que le ha ofrecido Manuel Valls para seguir en el cargo y cerrar así el paso a Ernest Maragall (ERC), con quien empató a 10 concejales en las elecciones municipales y quedó a poco más de 4.000 votos de distancia. "Yo tengo que responder de mis actos. Tenemos que ser coherentes. Yo voy a intentar un Gobierno de coalición entre las tres fuerzas de izquierda", dijo en referencia a Esquerra, socialistas y comunes. "Nos lo creemos y vamos a pelear. Todos los votos que vengan, bienvenidos a la investidura. Pero los acuerdos de ciudad los vamos a negociar con las formaciones de izquierda y progresistas antes y después de la investidura", añadió.

En una entrevista en el programa El objetivo, de La Sexta, Colau afirmó que no está manteniendo ninguna negociación con Valls, el líder de la plataforma apoyada por Ciudadanos y que su relación con él se ha limitado a un intercambio de mensajes de WhatsApp cuando él le comunicó que le daría tres de sus votos. "Yo le respondí dándole las gracias pero le dije que solo hablaría con socialistas y ERC porque es con ellos con los que comparto cosas sobre el proyecto de ciudad". La líder de los comunes admitió que la decisión de Valls le había sorprendió y que ha influido en el debate pero que ella ya había acordado con antelación su decisión de impulsar un ejecutivo de izquierdas.

Las elecciones del 26-M arrojaron un consistorio extremadamente fragmentado y con difíciles equilibrios: ERC y comunes empatan a 10 ediles; el PSC suma ocho; Valls cuenta con seis, Junts per Catalunya, cinco y el PP, dos. Colau lee que existe una amplia mayoría de izquierdas como nunca en Barcelona —28 concejales sobre 41— pero socialistas y republicanos sostienen que es imposible de tejer por sus vetos cruzados. No es esa la visión de Colau que reivindica ser la alcaldesa y hacer de puente entre esas dos formaciones.

Jaume Collboni, alcaldable socialista por Barcelona, ha reiterado por enésima vez este lunes que no votarán a la líder de los comunes si antes no alcanzan un acuerdo de gobierno. Y ha precisado que aún no tienen una reunión concertada. Pesa y mucho en el ánimo de los socialistas que Colau los echara del gobierno en 2017 por haber apoyado el artículo 155. Colau, sin embargo, afirmó en la entrevista que intentará hasta el final llegar a un "acuerdo" o "preacuerdo" entre PSC y ERC para la investidura. "Cualquier acuerdo de gobierno es complejo. No se puede improvisar ni hacer de un día para otro. Hay que trabajarlo y nosotros tenemos que hacer una consulta a los inscritos", recalcó. "Voy a trabajar para tener al menos ese preacuerdo de gobierno hasta el último momento. Es mi obligación".

Con Manuel Valls solo he intercambiado un mensaje de whatsApp en el que me comunicó su apoyo", dice

Colau concluyó la entrevista afirmando que no le preocupa su situación personal en el caso de que el plan no prospere y no pueda revalidar el cargo. "Tengo ilusión por ser otra vez alcaldesa pero si no saliera  adelante, estoy dispuesta a estar a la oposición por supuesto, a irme y a hacer lo que sea más útil para el proyecto colectivo que es lo que hay que priorizar", afirmó.

El grupo municipal BComú ha criticado este lunes que en los dos últimos días han aparecido lazos amarillos y manchas de pintura en la fachada de su sede. En un apunte en las redes sociales, BComú ha reprochado la acción: "Lamentamos que un símbolo antirrepresivo sea usado con finalidades partidistas e intimidatorias".

Maragall se hace eco de la crítica del partido de Varoufakis a Colau

El candidato a la alcaldía de Barcelona por ERC, Ernest Maragall, se ha hecho eco este lunes de la crítica de DiEM25, el movimiento europeo fundado por el exministro de Finanzas griego Yannis Varoufakis, a la candidata a la alcaldía de BComú, Ada Colau. En un apunte de Twitter recogido por Europa Press, Maragall ha dicho: "El partido de Varoufakis critica a Colau por aceptar los votos de Valls".

La cuenta de Twitter francesa de DiEM25 publicó el sábado un mensaje dirigido a Colau, a quien preguntaba si realmente podía aceptar el apoyo del candidato de BCN Canvi-Cs, Manuel Valls, a quien llaman "racista, autoritario y político oportunista que ha arruinado el Partido Socialista e incluso dañado la palabra 'izquierda' en Francia".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >