Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maragall da por hecho que comunes y socialistas ya negocian la investidura de Colau

El republicano califica de "manual de cortejo" que los socialistas avisen de que no la votarán sin un acuerdo previo

En vídeo, Ada Colau se presentará a la investidura de la alcaldía de Barcelona.

Ernest Maragall, alcaldable de Esquerra por Barcelona, ha dado por hecho este domingo que  comunes y socialistas ya están negociando la investidura de Ada Colau y ha calificado de "manual de cortejo" que el candidato del PSC Jaume Collboni advirtiera de que no la votarán si no cierran antes con los comunes un acuerdo de gobierno. "Es exactamente lo que se espera de un manual de cortejo. Collboni se hace valer y seguramente hace bien en términos de negociación", ha afirmado el republicano que ha añadido que un miembro del equipo de Collboni afirmó este sábado que aceptan "explícitamente" los votos de Manuel Valls para que Colau sea alcaldesa.

En una entrevista en el programa Via Lliure, de RAC 1, Maragall ha precisado que Colau aún no le ha dado ninguna respuesta a la propuesta que le formuló el viernes de que aceptara regresar a una negociación bilateral con ERC y retirara su propuesta para ser alcaldesa. "No he recibido respuesta a mi invitación a formar un gobierno bilateral y con distribución de roles. Me dijo que me diría algo. Lo oí en la rueda de prensa. Es otra forma del diálogo: a través de los medios", ha afirmado recalcando que la única alternativa de la política es ser alcaldesa con los votos de Manuel Valls. "Nuestra aritmética, con convicciones progresistas y republicanas, es la natural y sin ingredientes extraños", ha insistido.

Las bases de los comunes ratificaron este viernes por mayoría abrumadora que Colau se postule como alcaldesa. La líder de los comunes, que fue la segunda fuerza más votada, quiere dirigir un gobierno tripartito pese a que tanto PSC como ERC se vetan mutuamente. Ante esa situación, ha asumido la decisión y el riesgo de presentarse sin apoyos. El propio Miquel Iceta avisó de que harán todo lo posible para que Maragall no sea alcalde aunque los socialistas condicionan su voto afirmativo a un pacto previo. El 26-M arrojó un Consistorio profundamente fragmentado con una victoria de ERC en votos —y empatados con los comunes a 10 ediles—, ocho del PSC, seis de Manuel Valls, cinco de Junts per Catalunya y dos del PP.

“La única vía que tiene Colau de ser alcaldesa es aceptando los votos de Valls. Nuestra aritmética es la natural y sin elementos extraños”, afirma Maragall

Con todo, Maragall ha precisado que se sigue viendo como futuro alcalde —"Me lo pregunta como si fuera algo extrañísimo", le ha dicho al periodista— al alegar que eso sería lo "más natural" y la decisión de los ciudadanos. "No digo que sea fácil pero si lo más legítimo, coherente y respetuoso en términos democráticos y más coincidente con la lectura progresista y republicana. Cualquier otra cosa no es natural ni coherente porque para que sea posible hay que añadir otros ingredientes", ha afirmado recordando los votos de Valls. "Suponiendo que hay un acuerdo con el PSC, en curso o que se está negociando, Valls decidirá si Colau será alcalde".

El alcaldable republicano ha rechazado que las relaciones entre ERC y el PSC se deterioraran tras  el veto de los republicanos a que Iceta fuera presidente del Senado y ha señalado que todo se remonta a muy atrás. "Se han deteriorado por la represión, el 155 y el rol que ha jugado el PSC. Solo recibimos el silencio. El PSOE ha descubierto que la mejor respuesta es, aunque más edulcorada, el estilo Rajoy. Estamos a punto de acabar el juicio. ¿Se imagina que en Barcelona, como en Sabadell, la primera decisión, la misma semana sea retirar los lazos amarillos? ¿O que los carceleros endurecen las sentencias y quien los representa acuerde un gobierno en Barcelona? ¿Es eso lo que decidió la ciudadanía? Fue justamente lo contrario", ha afirmado en alusión a que 25 de los 41 concejales son de partidos soberanistas y contrarios al encarcelamiento de los líderes independentistas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >