Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNA i

Siempre Zerolo

Al cumplirse cuatro años de su muerte, su legado y su presencia están más vivos que nunca

Pedro Zerolo
Pedro Zerolo (izquierda) en 2007 junto a Josefa Pellicer y Jordi Guillot Niraved durante unas jornadas sobre el futuro del socialismo.

Al cumplirse cuatro años de la muerte de Pedro Zerolo, su legado y su presencia están más vivos que nunca; por muchos motivos, pero fundamentalmente porque en tiempos donde se ponen en duda las libertades, la igualdad o la inclusión de la diversidad presente en nuestra sociedad, la obra de Zerolo es imprescindible. Temas por los que luchó hasta el mismo día de su muerte (el 9 de junio de 2015) recobran en estos días mayor importancia.

El Chueca que transformó Zerolo vive hoy en sus gentes. Es el barrio que cambió Madrid y el resto de España. El activismo de Pedro sirvió para que varios países avanzasen en legislaciones igualitarias, muchas ciudades latinoamericanas hoy lo recuerdan con calles y plazas.

Las ciudades arco iris por las que entregó su vida el que fuera concejal del Ayuntamiento de Madrid, secretario de Movimientos Sociales de la Ejecutiva Federal y presidente de PSOE Madrid, son aquellas que funden, en sus calles y en sus gentes, el recuerdo de una historia brillante y el presente de un devenir sin término.

Estos lugares son los que hoy se pueblan con habitantes de múltiples nacionalidades, de distintas etnias, con diferentes formas de expresar su vitalidad, con diversas maneras de amar y ser amado, con múltiples iglesias y confesiones que conviven en sus barrios. Lugares donde el respeto a la diversidad es el principal antídoto para el germen de los radicalismos.

Las ciudades que quería Pedro Zerolo, y que nos corresponde gobernar con la fuerza que nos han otorgado la ciudadanía el pasado 28 de abril y el 26 de mayo, deben ser tratadas como Ciudades Diversas, desde donde avanzar en la conquista de mayores derechos para las mujeres, en las que se respeten las libertades sexuales, religiosas, que integren los diferentes orígenes y etnias de sus vecinos, que prevengan los radicalismos.

Pedro Zerolo era de origen venezolano y canario, pero fue en Madrid donde se construyó en libertad, igualdad y solidaridad. Aquí fue donde desarrolló su vida personal y profesional y apostó decididamente por el activismo y la política, ambos con la misma ilusión y fuerza. Vivió ambas pasiones con vehemencia y aprendió día a día del tejido asociativo.

La España que soñó Zerolo —como seguramente hizo el Quijote, o Manuel Azaña con los valores republicanos y laicistas— debemos materializarla junto a los movimientos sociales, muy presentes en la calle.

Y, justamente por ello, logró posicionar a España en la vanguardia de la legislación de la época. Ahora nos corresponde a quienes hemos aprendido a su lado, continuar sin concesiones su legado para impedir ningún paso atrás en las libertades civiles y avanzar, de una vez por todas, en leyes tan importantes como la LGTBI y la de Igualdad de Trato.

La España de hoy tiene además el reto de seguir conviviendo de forma pacífica sus pueblos, sus culturas y la diversidad territorial; y, si cabe, lograr una mayor integración en todos los ámbitos.

Sin olvidar la necesidad de eliminar todo tipo de manifestaciones discriminatorias y xenófobas, y ser un ejemplo de tolerancia e integración. Para ello se debe frenar a la ultraderecha y no permitir que su discurso de odio ocupe un lugar en la agenda pública. Si se defienden las libertades no se puede pactar y menos gobernar con ellos.

Esta es la España que quería Pedro Zerolo. Un país en el que todas y todos puedan caber y vivir con dignidad y orgullo. Y esta España es antagónica a la que quiere la ultraderecha en la que solo caben unos pocos.

Mónica Silvana González es Diputada electa Parlamento Europeo y Secretaria de Movimientos Sociales y Diversidad CEF PSOE.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >