Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Esquerra se alza como primera fuerza municipal en Cataluña

El PSC se refuerza en la segunda posición gracias a los buenos resultados en el área metropolitana de Barcelona

ERC celebra los resultados de las elecciones municipales. En vídeo, declaraciones de Maragall.

Esquerra logró anoche repetir el triunfo del 28-A y volvió a ser el partido más votado en Cataluña. La formación liderada por Oriol Junqueras reunía unos 807.250 votos, el 23,54% del total, con un 98,3% escrutado. Pese a ello, no logró imponerse en número de alcaldías al PDeCAT, que aguantó en sus feudos tradicionales pese a perder casi un tercio de los apoyos. ERC logró arañar escaños importantes en el área metropolitana de Barcelona, una zona tradicionalmente socialista.

Ambas formaciones llegaban a esta cita electoral con retos muy claros. Esquerra quería demostrar que era capaz de arrebatarle la hegemonía territorial al espacio neoconvergente. Junts per Catalunya, por su parte, trataba de aguantar el golpe de los republicanos y fiaba esa resistencia al efecto Puigdemont. ERC logró victorias simbólicas. Pese a la victoria tan ajustada logró ser la fuerza más votada en Barcelona y llevarse una alcaldía clave en su proyecto de ampliar la base del independentismo.

Los buenos resultados fueron recibidos en la Estación del Norte, donde los republicanos siguieron el recuento, con gritos de “independencia” y “libertad, libertad”. Esquerra también desbancó a los socialistas del Ayuntamiento de Lleida, uno de sus feudos históricos. En total, la formación de Oriol Junqueras obtuvo 255 alcaldías, unas 57 más que en las elecciones de 2015 y 3.053 concejales. En la pasada cita electoral habían sido 2.384.

Pere Aragonès, el líder in pectore de Esquerra Republicana, dedicó el triunfo de ayer a “Oriol Junqueras, Marta Rovira, Dolors Bassa, Carme Forcadell, Raul Romeva y el resto de represaliados”. “Hemos ganado las elecciones locales para conseguir la independencia y volver la dignidad cada uno de los ciudadanos de Cataluña”, añadió en la comparecencia ante los militantes y los medios de comunicación.

La ventaja de los republicanos, que ganan más de 100.000 votos con respecto a las pasadas municipales, les asegura más poder en entes supermunicipales como los consejos comarcales. Las listas ERC fueron las más votadas en las provincias de Barcelona y Girona, lo que podría darle la llave para gobernar sus diputaciones. En las de Lleida y Tarragona, en cambio, aguantó Junts per Catalunya. Estos cuatro entes manejan un presupuesto de más de 1.300 millones de euros y jugosas subvenciones.

La lista del PDeCAT y el entorno del expresident Carles Puigdemont perdió seis puntos porcentuales de apoyo, al obtener el 15,34% del voto ayer frente al 21,27% de las municipales de 2015. En tan solo cuatro años, el espacio neoconvergente perdió más de 275.000 votos. Pese a ello, Junts per Catalunya resistió en sus feudos tradicionales como Vic, Sant Cugat o Tortosa.

Esperanzas rotas

El presidente del PDeCAT, David Bonvehí, celebró el resultado global en Cataluña pese a que el partido perdió un tercio de los votos. “Somos la fuerza que ha ganado en más municipios. Esto refuerza el buen resultado que hemos sacado a nivel territorial”, dijo Bonvehí. El PDeCAT consiguió mantener alcaldías tradicionalmente convergentes pese a perder votos, como ocurrió en los municipios de Sant Cugat o Tortosa.

Los republicanos lograron, sin embargo, recortarle distancias en municipios como Reus, donde pese a la victoria neoconvergente Esquerra ganó cuatro escaños. Los de Junqueras también, y por primera vez, entraron en el Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet, una población del llamado cinturón rojo de Barcelona y un territorio muy reacio a las tesis independentistas, donde el PSC se aupó con la mayoría absoluta de la mano de la actual alcaldesa Núria Parlon. Algo similar ocurrió en L’Hospitalet de Llobregat, donde la lista de ERC subió tres escaños, llegando a cinco concejales.

El mapa de alcaldías no es tan amarillo como Esquerra Republicana pretendía. Y la mancha es mucho menor que la que dejaron los resultados de las pasadas elecciones generales, en las que los republicanos obtuvieron más de un millón de votos. La formación hizo una exhibición de fuerza presentando candidaturas en 807 municipios, casi un 13% más que en las pasadas elecciones, y por primera vez superando al PDeCAT, que presentó 772.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información