Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRÍTICA i

Belleza espiritual y temperamento tras un violonchelo

El mítico Yo Yo Ma hechiza al Palau de la Música con las 'suites' de Bach

Yo Yo Ma y Andrea Motis, aplaudidos en el Palau de la Música.
Yo Yo Ma y Andrea Motis, aplaudidos en el Palau de la Música.

Regreso triunfal de Yo Yo Ma al Palau de la Música Catalana tras tres décadas de ausencia. El violonchelista más famoso del mundo salió con paso enérgico y una sonrisa de felicidad dispuesto a compartir con el público que abarrotaba el templo modernista la emoción y la fuerza espiritual de las Seis suites para violoncelo solo de Johann Sebastian Bach. Las tocó sin pausa, a lo largo de más de dos horas de felicidad compartida en un intenso recital, de los que no se olvidan.Pocas obras transmiten tanta paz, consuelo y alegría como estas suites que el legendario Pau Casals descubrió y divulgó con pasión por el mundo. Yo Yo Ma (París, 1955), de padres chinos, lleva casi seis décadas conviviendo con ellas; su padre, violinista, le enseñó la Suite núm. 1, compás a compás, cuando tenía cuatro años y ese recuerdo le acompaña siempre.Esa íntima relación con las suites impulsa The Bach project, la gira de dos años por 36 ciudades que el viernes recaló en Barcelona, en la que el mediático violonchelista franco-estadounidense, que acaba de publicar en Sony su tercera grabación de la integral, las interpreta sin pausa en un tour de forceapabullante.

Ma invita a disfrutar la música sin etiquetas. De hecho, su interpretación de las suites bachianas, lejos del rigor estilístico de las versiones con instrumentos y criterios de época, está marcada por su fogoso temperamento, con el que da vida y carácter a cada una de las danzas de cada suite. Dinámicas y contrastes poderosos; sonido potente, muy bello en los pianísimos, delicado en la serena expresividad de los preludios, y casi descarnado en las gigas que cierran cada suite.

Yo Yo Ma

Bach: Suites para violonchelo solo
Palau de la Música Catalana
Barcelona, 24 de mayo de 2019

Disfrutó, y mucho, su interpretación un público entregado que le recibió con muestras de júbilo y, aunque algunos espectadores abandonaron la sala, en especial tras la Suite núm. 3, tras dos horas de atenta escucha le despidió con pasión y agradecimiento.

Tras el concierto,organizado por BCN Clàssics y Tritó, Ma ofreció en la mañana del sábado una actuación popular en el corazón del Raval, fruto de su interés por aproximar la música a los más desfavorecidos. En los jardines de Sant Pau del Camp, los transeúntes recibieron como inesperado regalo su interpretación de la Suite núm. 1 y, junto a la cantante y trompetista Andrea Motis, una original versión de El cant dels ocells, que fue también la propina que cerró su velada en el Palau.

También visitó el Centre Cívic Xamfrà, centro de música, danza y teatro que dinamiza la vida del Raval, y mantuvo por la tarde un encuentro con artistas barceloneses en el Conservatori del Liceu que se cerró con una estimulante actuación junto a Motis, la Sant Andreu Jazz Band con Joan Chamorro y el dúo formado por Chicuelo y Marco Mezquida.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >