Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La economía de los contrastes

Alcobendas es un municipio con abismales diferencias y San Sebastián lleva tres ejercicios sin presupuestos

Entrada de La Moraleja (Alcobendas), en una imagen de archivo.
Entrada de La Moraleja (Alcobendas), en una imagen de archivo.

Alcobendas es una ciudad de contrastes. Pocos lugares presentan diferencias tan abismales entre sus barrios. Las estadísticas lo confirman como uno de los municipios más ricos de España, con una renta per cápita por encima de los 50.500 euros. Sin embargo, el último informe elaborado por la Fundación de Estudios de Economía Aplicada, que data de 2014, revela que el 1% de sus contribuyentes acumula el 27% de la riqueza. Hogar de multinacionales y millonarios, que eligen el pomposo barrio de La Moraleja para vivir, Alcobendas es también el lugar donde las familias hacen cola en las parroquias para solicitar ayuda.

Ignacio García de Vinuesa, del PP, alcanzó la alcaldía en 2007. Hasta entonces siempre había gobernado el PSOE. Hace cuatro años los populares obtuvieron 12 de los 27 concejales en liza y han gozado de una relativa calma para gestionar. Sin embargo, algunos vecinos reprochan al regidor que haya estado más pendiente de los avatares regionales como diputado en la Asamblea en esta última legislatura que de solucionar las necesidades de su pueblo.

Cuatro de los nueve partidos que se presentan son de izquierda: PSOE, Podemos, IU Madrid en Pie y Más Madrid. A sus partidarios les preocupa la fragmentación del voto, pero les consuela saber que en la otra orilla las cosas no marchan mejor. García de Vinuesa vuelva a ser el cabeza de cartel del PP, que fue tercera fuerza en las generales del 28 de abril. En las anteriores había superado el umbral del 40%. Para algunos es un síntoma de cambio. En el PP no lo creen y hacen un balance positivo de estos cuatro años. Aseguran que han atraído a 800 nuevas empresas, mejorado las dotaciones públicas, rehabilitado el centro y aumentado el presupuesto social a pesar de la merma de 100 millones en las cuentas respecto a la época anterior a la crisis.

Acabar con la desigualdad

Rafael Sánchez Acera, candidato del PSOE, incide en el asunto de la desigualdad social, “una dualidad importante que hay que cambiar”. Para ello propone mejores servicios sociales y becas para que nadie tenga que abandonar sus estudios por falta de recursos. “Existe una sociedad expulsada por la crisis y vecinos que no pueden acceder a viviendas porque la ciudad es cara”, reconoce. El aspirante socialista también propone extender la red de Cercanías hasta Algete y construir un carril bus en la A-1. “Hay que favorecer la movilidad porque Alcobendas acoge diariamente al mismo número de trabajadores que personas viven aquí, más de 110.000”.

Durante este mandato, y faltando apenas dos meses para las elecciones, los populares consiguieron desbloquear Los Carriles, una operación urbanística que prevé la construcción de 9.000 viviendas junto a la A-1, la autovía de Burgos. El plan se aprobó gracias al voto favorable de dos concejales díscolos de Ciudadanos, a los que la dirección regional abrió un expediente. Ambos abandonaron el partido y crearon uno nuevo, Contigo Somos Democracia, que lidera Horacio Rico. “El asunto de Los Carriles huele muy mal”, aseguró Miguel Ángel Arranz, edil de UPyD y cabeza de lista de Ciudadanos en estas elecciones. Ambas formaciones suscribieron un pacto en abril para ir juntas a los comicios en Alcobendas y en Las Rozas.

El asunto de la vivienda también ha sido prioritario en la vecina San Sebastián de los Reyes. En octubre, este municipio se convertía en el primero en España que declaraba non grato a un fondo de inversión. La reprobación tuvo carácter simbólico y no acarreó consecuencias económicas ni jurídicas, pero sirvió para denunciar “las prácticas abusivas” de la sociedad, que incumplió una petición institucional que le instaba a negociar con las 37 familias que aún vivían de alquiler en su propiedad. Todos los partidos la apoyaron, pero la oposición afeó al PSOE que durante estos cuatro años no haya construido vivienda social. El PP ganó las elecciones en 2015, pero un pacto entre los socialistas, Ganemos Sanse e Izquierda Independiente se hizo con el poder. Esta última abandonó el gobierno a mitad de mandato, dejando a sus antiguos socios en una frágil situación, lo que les ha impedido aprobar unos nuevos presupuestos, prorrogados desde 2016.

Iván Cardador, concejal de Sí se Puede y ahora número tres en Más Madrid, explica que la izquierda no apoyó a Narciso Romero por el acercamiento que el alcalde tuvo con Ciudadanos, que al final desestimó entrar en su gobierno. Reconoce que el reto de los partidos progresistas es cerrar un acuerdo estable de gobernabilidad. A los comicios se presentan 11 formaciones, dos más que hace cuatro años. El PP, que ha tenido tres portavoces en este mandato, aspira a una mayoría suficiente que le otorgue la alcaldía en un municipio que históricamente ha pertenecido a la izquierda. “Han sido cuatro años de inacción”, se queja Lucía Fernández, candidata de los populares. Sin embargo, los socialistas están orgullosos de su legado a pesar de haber tenido que gobernar con una coalición de apenas nueve concejales (sobre 25 posibles).

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información