Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alquiler sube en Madrid 319 euros de media desde las elecciones de 2015

Los partidos que concurren en las urnas el 26M miran el ejemplo de Berlín o Viena para crear un parque de viviendas sociales en la capital

El alquiler en la ciudad de Madrid se ha encarecido en los últimos cuatro años a un ritmo que pocos salarios pueden seguir y eso pesará probablemente en el voto el 26-M. Según las cifras que maneja el portal Idealista, en mayo de 2015, cuando se celebraron los anteriores comicios, las viviendas de alquiler tenían un coste medio de 11,7 euros por metro cuadrado. Ahora son 15,9 euros de media. Es un 36% más. Significa que arrendar un piso de 76 metros —el tamaño medio de las viviendas que se anuncian en Madrid en el portal— sale por 1.205 euros al mes. La subida media, en dinero contante y sonante, es de 319 euros

Madrid se ha vuelto una ciudad más inasequible. El alto coste de la vivienda en Madrid es una de los preocupaciones que más han crecido en las encuestas desde las elecciones municipales y autonómicas de 2015. Aparece como el cuarto problema para los 8.578 madrileños encuestados en el macrosondeo de satisfacción publicado por el Ayuntamiento en abril. 

El alquiler sube más en el sur

El barrio donde más han aumentado los precios es Comillas, en Carabanchel (un 54%), según Idealista. Le siguen en lo alto de la lista otros barrios del sur y del este que también están experimentando fuertes subidas, consecuencia en buena medida de la llegada de madrileños que llegan de otras zonas de la ciudad como el centro donde los precios también han crecido. Al ser más alto el precio de partida en esa zona el incremento en porcentaje en estos cuatro años ha sido menor. Los alquileres más caros son los de Centro (1.406 euros por una vivienda de 76 m2), Salamanca (1.398) y Chamberí (1.390). Los más baratos son Villaverde (782 euros), Vicálvaro (805) y Villa de Vallecas (828).

El precio de la compraventa de vivienda creció un 40% de media en toda la ciudad, según Idealista. Una vivienda de 75 metros cuadrados habría subido de 202.000 euros a 285.000 euros. El distrito donde más ha crecido el precio es Arganzuela (52%), Centro (48%) y Tetuán (45%). Donde menos, San Blas (19%), Fuencarral (23%) y Ciudad Lineal (23%).

La vivienda es en buena parte culpable de que muchos madrileños no sientan la recuperación tras la crisis. En una ciudad donde el ingreso medio mensual son 1.500 euros, muchos dedican buena parte de sus ingresos a pagar la vivienda, ya sea la hipoteca o el alquiler. Es un porcentaje que, como media, es el 34,9 % (523 euros), según un estudio publicado en marzo por la municipal Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo (EMVS) y la Universidad Politécnica. En los hogares con menos de 1.000 euros de ingresos el porcentaje que se lleva el alquiler es mucho mayor. 

La capital sigue siendo una ciudad de propietarios (el 69% tiene una vivienda), pero el alquiler es una opción cada vez más común para menores de 44 años, en buena parte porque no tienen alternativa. El precio de una vivienda en la ciudad ha subido un 40% estos cuatro años, según los datos de Idealista.

Han sido cuatro años en los que han ganado peso nuevos actores que han metido más presión a los precios, como las plataformas de pisos turísticos (que reducen el parque de vivienda para uso residencial) o los fondos de inversión como el estadounidense Blackstone, uno de los grandes caseros de España, —aunque el mercado del alquiler está todavía muy repartido— que comenzó a expandir su cartera en 2013 en Madrid con una venta de vivienda municipal por un precio muy inferior al de mercado. Esa venta motivó una multa millonaria en diciembre a la anterior alcaldesa, Ana Botella (PP), y siete cargos de su equipo.

El País te informa al detalle de las elecciones

EL PAÍS Madrid ha preparado un seguimiento de la campaña electoral en varios formatos y plataformas: el podcast de campaña Menuda Papeleta, una newsletter diaria (registrate aquí para recibirla cada mañana hasta el día 27 de mayo).

Si usas Telegram, este canal para seguir la actualidad política del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid. 

La solución al problema tiene posturas enfrentadas. En líneas generales, los partidos más a la derecha sugieren que hace falta aumentar la oferta para reducir los precios; la izquierda pide ampliar el parque de vivienda de alquiler público, poner un máximo a los precios del alquiler o movilizar la vivienda vacía.

Pero casi todos los partidos llevan en sus programas propuestas para aliviar el coste de la vivienda a los sectores más necesitados. Es novedoso el interés por recuperar la producción de vivienda pública, abandonada durante la crisis. En los últimos años, la producción de nueva vivienda protegida en España ha alcanzado mínimos históricos, según un estudio del año pasado de la Fundación Alternativas elaborado por Carme Trilla y Jordi Bosch. 

Ahora el modelo no es la vivienda de compra sino la construcción de un parque de alquiler social como los que tienen Viena, Berlín o París. Pero la distancia con esas ciudades es abismal. El parque de vivienda pública en Madrid del Ayuntamiento y la Comunidad es tan solo de un 2,25%, muy lejos de estándares europeos de referencia que se sitúan cerca del 30%.

Un joven toma nota de pisos de agencia inmobiliaria
Un joven toma nota de pisos de agencia inmobiliaria

Ese parque público tan exiguo es consecuencia de la facilidad que las administraciones dieron durante décadas a los beneficiarios de las viviendas de protección para que pudieran desclasificarlas, de modo que millones de hogares protegidos pasaron al mercado libre, indican Trilla y Bosch.

El Ayuntamiento de Manuela Carmena ha dado un fuerte impulso al alquiler social tras años en que la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo (EMVS) estuvo inactiva porque el anterior gobierno la había maniatado, impidiendo en sus estatutos la promoción de obra nueva.

Según la EMVS Carmena ha puesto en marcha la construcción de 3.370 viviendas de alquiler social en su mandato. Por su parte, la Comunidad de Madrid ha entregado en este período o tiene en ejecución 1.316 viviendas. La oposición ha criticado al gobierno regional del PP que, teniendo la competencia de vivienda y mayores recursos, ha hecho muy poco.

La vivienda de alquiler social es una política destinada a las rentas más bajas, Se diferencia de las anteriores políticas de vivienda en que para comprar vivienda social las administraciones exigían a los beneficiados un mínimo poder adquisitivo.

Para extender los beneficios a las clases medias hay expertos que sugieren otras propuestas. Es necesario para que no surja resentimiento entre clases. "El Ayuntamiento está haciendo una tarea loable de ayuda a los desfavorecidos pero corre el peligro de ser malinterpretada", dice el catedrático de la Politécnica Agustín Hernández.

Raquel Rodríguez, profesora de Urbanismo en la Politécnica, pide desincentivar la especulación. "Hacen falta medidas más decididas en cuestión de fiscalidad, vivienda vacía o desahucios", dice Rodríguez.

Programas con énfasis en la vivienda de alquiler asequible

Más Madrid: Construir 3.000 viviendas por medio de colaboración público-privada en suelo municipal (60% con precios tasados). Elaborar una Ley de Vivienda autonómica en desarrollo del artículo 47 de la Constitución (derecho a una vivienda digna). Convertir en perpetua la calificación de la vivienda protegida para evitar la especulación.

Unidas Podemos: Ampliar el parque público de viviendas de IVIMA (Comunidad de Madrid) a 40.000. Crear un impuesto sobre la vivienda vacía que se aplicará exclusivamente a los grandes propietarios. Eliminar "las bonificaciones del 95 % del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales para las Socimis.

IU-Madrid en Pie Municipalista: Incrementar en 50.000 viviendas públicas el parque actual de la EMVS (Ayuntamiento) en los próximos 8 años. Reservar un mínimo del 30 % de vivienda pública en los nuevos desarrollos urbanísticos. Subvencionar la oferta de alquiler a precios inferiores a los de mercado.

PSOE: Promover parque público de vivienda en alquiler en Comunidad y Ayuntamiento. (16.000 viviendas públicas en alquiler para EMVS). Bonificaciones en el IRPF a los propietarios de viviendas que las pongan en alquiler por debajo del precio del mercado.

PP: Construir 15.000 viviendas de alquiler mediante colaboración del Ayuntamiento con el sector privado. Desbloquear los desarrollos del sureste y culminar el desarrollo del norte para que los madrileños puedan acceder a esas grandes bolsas de suelo. Garantizar la seguridad jurídica a los propietarios para que las viviendas vacías salgan al mercado del alquiler. En la capital, una partida presupuestaria de 20 millones de euros para subvencionar a jóvenes que alquilen vivienda.

Ciudadanos: Construcción por la EMVS de 5.000 viviendas para alquiler y otras 15.000 por empresas y cooperativas en suelo del Ayuntamiento de Madrid. Agilizar la concesión de licencias urbanísticas. Desbloquear los desarrollos del norte y sureste. Incentivos fiscales y avales de la EMVS para que los propietarios de viviendas vacías las pongan en el mercado.

Vox: Fomentar la oferta de suelo para reducir el coste de los alquileres. Desbloquear los desarrollos en proyecto en la ciudad de Madrid.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información