Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carpetazo judicial a la denuncia contra el Gobierno de Valga por el cobro de comisiones ilegales

PSOE y En Marea acusaron al alcalde y ediles del PP de embolsarse medio millón en dietas

La Audiencia de Pontevedra ha archivado la denuncia presentada por el grupo municipal del PSOE y En Marea contra el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Valga por el presunto cobro de hasta medio millón de euros por dietas de asistencia a comisiones de coordinación de las distintas áreas municipales. En un auto el tribunal rechaza el recurso de apelación de los demandantes contra el archivo de la causa que había decretado, por lo que no cabe recurso y pone fin al procedimiento penal.

Después de una larga batalla judicial, fueron imputados por presunta prevaricación y malversación el alcalde, José María Bello Maneiro, y sus concejales del PP, partido que lleva gobernando Valga con mayorías absolutas desde hace 25 años. Según la oposición, en estas reuniones creadas a partir de 1991 y a la que solo asistían ediles del equipo de gobierno, estos cobraban entre 50 y 60 euros por asistencia. Acusaba al gobierno local de haber institucionalizado un “uso indebido de dinero público”.

Las llamadas comisiones de coordinación se convocaban todas las semanas y sin la presencia de funcionarios que levantasen acta, por lo que no estaban contempladas en la ley. El PSOE estimó en su denuncia que el equipo de gobierno presidido por Bello Maneiro se habían repartido "cerca de medio millón de euros" en dietas. En junio pasado, el juzgado de Caldas de Reis que investigó la denuncia citó a declarar como investigados por un supuesto delito de prevaricación al regidor, a seis ediles de su grupo actual y a otros dos de mandatos anteriores pero la instructora acordó el archivo que fue recurrido por la oposición municipal.

La Audiencia considera que estas reuniones fueron creadas legalmente y que las retribuciones han sido aprobadas año tras año por el pleno y sin informes en contra por parte de secretarios e interventores municipales. Por ello, el tribunal descarta la existencia de delitos de prevaricación administrativa y malversación de caudales públicos, puesto que los concejales asistieron a las reuniones y los pagos siguieron el procedimiento legal.

Nada más conocerse el auto el regidor y candidato popular a la reelección ha pedido la dimisión de la portavoz socialista, María Ferreirós, cabeza de lista para estas elecciones municipales, porque entiende que “ha actuado de mala fe”. Además, Maneiro ha exigido a la oposición que “rectifique y reconozca públicamente que se han equivocado y que durante los últimos tres años han intentado engañar a los vecinos con sus denuncias falsas”.

El candidato a la reelección en Valga ha insistido en que "todo lo que se hizo y se hace en el Ayuntamiento de Valga está dentro de la legalidad", y ha subrayado que los tribunales han avalado “la celebración de estas comisiones como un órgano importante para la buena organización y funcionamiento del municipio”. Maneiro ha lamentado "las consecuencias que estos ataques han tenido para las familias que han sufrido la persecución personal y política durante tres años por unas denuncias que ha sido una burda estrategia política para manchar la imagen de este gobierno”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >