Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau ordena el cierre provisional de las discotecas Pacha, Carpe Diem y Shoko

El Ayuntamiento quiere que estos locales y Opium sean equipamientos cuando finalice la concesión del Ministerio

La discoteca Opium de Barcelona.
La discoteca Opium de Barcelona.

El gobierno de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha ordenado el cierre provisional de las discotecas Carpe Diem, Shoko y Pacha, ubicadas a pie de playa entre la Barceloneta y el Puerto Olímpico, por incumplir la normativa en materia de seguridad. Les faltan extintores, tienen obstáculos en las salidas de emergencias y estas están mal señalizadas, ha explicado este lunes la concejal de Ciutat Vella, Gala Pin.

A estos tres locales y un cuarto, Opium, con todo, este expediente se les solapa con otro trámite: el fin de la concesión del litoral de la ciudad que se remonta a la época preolímpica. Si se cierra el convenio entre el Ayuntamiento y el ministerio de Hacienda, podrían tener que cerrar definitivamente: el consistorio asegura que los locales serán reconvertidos en equipamientos, tal y como explicaba este diario hace unas semanas. Pero fuentes del Gobierno lo han negado este lunes y aseguran que no está cerrado. Los locales no han querido hablar de la cuestión.

La concesión que tienen desde la época preolímpica se les acaba el 21 de junio. Los terrenos en los que están pertenecían a la Zona Marítimo Terrestre, un espacio que el Ministerio de Fomento cedió en su día a la ciudad para construir el litoral de la Vila Olímpica. El Ayuntamiento está ahora a punto de cerrar el convenio de cesión de esta franja de terrenos a la ciudad. Y el acuerdo, ya validado por el Gobierno de Colau --según apunta Gala Pin--, precisa que estos locales, a los que se accede desde la playa y desde el paseo, se convertirán en equipamientos vinculados al Centro de Investigaciones Científicas (CSIC). Este centro está ubicado a solo unos metros y le permitiría ampliar su actividad.

La concejal de Ciutat Vella ha explicado que la orden de cierre provisional, que será de entre 15 días y seis meses, es fruto de la campaña de inspecciones del distrito para comprobar si las medidas de protección de locales musicales y discotecas se ajustan a la normativa. Los tres locales tienen ahora hasta el 20 mayo para subsanar estas deficiencias. Pero aunque lo hagan, ha explicado Pin, la infracción está calificada como "muy grave" y el cierre se produciría en julio, si los locales siguen abiertos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información