Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia Provincial ratifica que Mbaye no murió por la persecución policial en Lavapiés

Los jueces confirman que el mantero falleció por una parada cardiorrespiratoria

Mame Mbaye en una imagen cedida por sus amigos Ampliar foto
Mame Mbaye en una imagen cedida por sus amigos

La Audiencia Provincial de Madrid ha confirmado que Mame Mbaye falleció el 15 de marzo de 2018 por una parada cardiorrespiratoria en el madrileño barrio de Lavapiés y no como consecuencia de la persecución policial.

Según ha informado este lunes el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), la Sección Cuarta de la Audiencia provincial que dictó el pasado mes de febrero un auto en el que desestima el recurso interpuesto por la asociación SOS Racismo Madrid y ordena el sobreseimiento y archivo de las actuaciones.

Consideran los magistrados que "no se desprende el más mínimo vestigio de que el fallecido se hubiese visto sometido personalmente a ningún tipo de hostigamiento o persecución policial previa que pudiera haber desencadenado los letales efectos de la patología cardíaca que presentaba", como sostiene el recurso "de forma absolutamente infundada".

"La Policía ni siquiera perseguía al posteriormente finado y a su acompañante, sino a otras personas distintas, aunque aquellos decidiesen alejarse corriendo del lugar por miedo a ser identificados", añade el auto.

Detalla también que "no cabe extraer del examen de las actuaciones sospecha razonable alguna de que la policía hubiese sometido al luego fallecido a tortura o a trato inhumano o degradante que pudiera haber estado en el origen del proceso fisiológico que se desencadenó y que acabó dando lugar a su fallecimiento".

Para la Sala queda claro que "la invocación de la vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva que la parte apelante realiza carece de todo fundamento y, por tanto, debe ser rechazada", al igual que ocurre con la segunda idea que sostenía el recurso: que el fallecido pudo haber recibido una inadecuada atención médica tras haberse desvanecido.

En este sentido los magistrados explican que Mame Mbaye fue atendido por el hombre que le acompañaba cuando se desvaneció, por su pareja y "por los dos policías municipales que acudieron de inmediato al lugar y que procedieron a realizar las primeras maniobras de reanimación con simultánea y urgente petición de ayuda a los servicios sanitarios".

El informe preliminar de autopsia indica que "se trata de una muerte de origen natural por parada cardiorrespiratoria en la que no se identifica la acción de terceras personas, sin que tampoco se apreciase en el cadáver signo alguno de violencia ni señales de defensa o lucha", y además en el informe complementario posterior se detalla que "el fallecido padecía una patología cardíaca estructural".

"De todo ello se sigue, además, la absoluta improcedencia de practicar nuevas diligencias de investigación, debiendo calificarse de impertinentes, inútiles y meramente prospectivas las diligencias cuya práctica interesa la parte apelante en su recurso", concluye la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial.

Por su parte, El sindicato CPPM, mayoritario en la Policía Municipal de Madrid, y la Asociación de Policía Municipal Unificada consideran que el auto que archiva definitivamente la causa por la muerte de un mantero en el barrio madrileño de Lavapiés en 2018 ratifica la actitud "irreprochable" de los agentes.

El secretario general del Colectivo Profesional de Policía Municipal de Madrid (CPPM), Marino Perales, y el presidente de APMU, Carlos Bahón, se han referido así al auto de la Audiencia Provincial de Madrid que confirma que la muerte de Mame Mbaye  se debió a causas naturales y no fue provocada por ninguna persecución policial.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información