Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sistema sanitario aprueba en el trato pero falla por la impuntualidad en las consultas

Los ciudadanos valoran con un notable el servicio público de salud en Cataluña

Sala de espera del CAP Numancia de Barcelona
Sala de espera del CAP Numancia de Barcelona

El sistema sanitario público sale bien parado del juicio de usuarios y pacientes. Según la encuesta de la Generalitat PLAENSA, el sistema de salud aprueba en el trato y la seguridad que dan los sanitarios a los usuarios, aunque falla en las demoras para acceder a las consultas. En conjunto, los ciudadanos valoran con un notable la atención sanitaria prestada en la red pública.

Según esta encuesta, ocho de cada 10 personas volvería a ir al mismo centro de atención primaria (CAP) y la valoración global es de un 7,87 sobre 10. Los valores más destacados por los usuarios son la claridad de las explicaciones, la atención del personal médico y la limpieza de las instalaciones. Donde más falla el sistema es en la puntualidad para entrar en la consulta o la facilidad para concertar el día de visita.

Los hospitales todavía sacan mejores notas que los CAP. Rozan el sobresaliente (8,53) en la nota puesta por los pacientes ingresados en algún complejo hospitalario y cerca del 90% volvería a ir al mismo centro. El trato y la atención dispensada por el personal médico y de enfermería vuelve a destacar como uno de los elementos más valorados por los ciudadanos. Los usuarios también agradecen la ayuda y la asistencia médica para controlar el dolor durante el período de hospitalización y las indicaciones que les dieron al abandonar el hospital tras el alta médica. En cambio, los puntos débiles del sistema hospitalario vuelven a ser la comida o las explicaciones previas para firmar el consentimiento informado antes de una intervención o una prueba diagnóstica.

La valoración que tienen los ciudadanos de los centros de salud mental ronda los ocho puntos. El trato de los profesionales vuelve a erigirse como uno de los factores clave de la buena valoración del usuario, aunque en este campo también destaca la limpieza del centro y la información que se da a las familias de un paciente para que entiendan la situación del enfermo. Uno de los parámetros que sale peor parado en salud mental es la frecuencia de las consultas de psiquiatría, una queja que comparten, desde hace años, profesionales y entidades de atención a la salud mental. Las listas de espera y la dilación en las visitas dificulta la adherencia de muchos pacientes al sistema sanitario para mantener un control de su estado de salud.

El Barómetro sanitario de Cataluña coincide con el diagnóstico aportado por los usuarios en la encuesta PLAENSA. Añade, además, que seis de cada 10 catalanes prefieren que la titularidad de los centros sanitarios sea pública.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >