Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un teatro para el distrito madrileño de Retiro tras "25 años de lucha" vecinal

El Teatro Daoíz y Velarde verá la luz el año que viene, tras una larga lucha de dos barrios para tener un espacio cultural

Las naves de los antiguos cuarteles militares Daoíz y Velarde, que albergarán un espacio escénico.
Las naves de los antiguos cuarteles militares Daoíz y Velarde, que albergarán un espacio escénico.

Tras años de lucha y reivindicación, los vecinos y vecinas de los barrios de Pacífico y Adelfas, en el distrito de Retiro, ven más cerca el teatro que les prometieron, un espacio escénico –situado en una de las naves de los antiguos cuarteles militares Daoíz y Velarde– de estilo italiano, que contará con dos salas y un aforo de más de 400 personas. Paralizados desde 2015, los trabajos de finalización se retomaron al inicio de 2019. La obra, que asciende a 3,5 millones de euros, está planificada por el arquitecto Rafael de la Hoz. Aunque la plataforma vecinal Los Cuarteles para el Barrio esperaban “poder disfrutar del nuevo teatro a finales de este año”, el Consistorio prevé que esté listo en mayo de 2020.

La idea surgió en 2007, cuando Alberto Ruiz Gallardón era alcalde. Pero ni él, ni su sucesora, Ana Botella –quien cedió su gestión a la empresa pública Madrid Destino–, llegaron a acabar las obras. Según el actual concejal de la Junta Municipal de Distrito de Retiro, Nacho Murgui, “los procedimientos administrativos de una actuación de estas características y la creación del proyecto, porque el anterior gobierno nos había dejado un espacio vacío y sin acabar, han retrasado las obras hasta este año”.

Para entender la importancia de este teatro y otros espacios que se ubican en el actual complejo cultural y deportivo Daoíz y Velarde hay que remontarse a 1981, cuando el Ministerio de Defensa cedió al Ayuntamiento de Madrid la parcela de estos cuarteles –creados un siglo atrás–, a cambio de una modificación del planeamiento urbano que le permitiera construir cuatro bloques de viviendas en las parcelas contiguas, también de su propiedad.

Aquella cesión se encontró con la oposición de los vecinos y vecinas del barrio, quienes reivindicaban esas infraestructuras para la creación de unas instalaciones deportivas dignas en la zona sur del distrito. Así se creó la Coordinadora de Retiro Pro-polideportivo en los Cuarteles Daoíz y Velarde que, durante los años noventa, denunció primero el derribo de varios de los edificios que conformaban el complejo y, posteriormente, el intento del consistorio de ubicar allí la sede de Radio Televisión Madrid (Telemadrid), una iglesia, viviendas de lujo o un centro comercial y de ocio.

Recreación de la sala polivalente que albergará el teatro de Daoíz y Velarde. ampliar foto
Recreación de la sala polivalente que albergará el teatro de Daoíz y Velarde.

“Ganamos el derecho a decidir qué ocurre en los cuarteles”

Manifestaciones, concentraciones, actos informativos, recogida de firmas, quejas al Defensor del Pueblo… los miembros de la coordinadora lucharon con sus propias armas hasta que, por fin, en 2003, se inauguró el Polideportivo Municipal Daoíz y Velarde en la nave central de los cuarteles. A aquella primera victoria vecinal le siguió la rehabilitación de los otros edificios que acabarían albergando la Junta Municipal del Distrito de Retiro, el museo de la Policía Municipal, la Escuela de Música Municipal y un centro cultural en la misma nave donde hoy se acometen las obras del nuevo teatro.

“Desde entonces se llevan a cabo multitud de actividades provechosas para el barrio”, cuenta Antonio Colino, miembro de la plataforma vecinal Los Cuarteles para el Barrio, que en 2015 sustituyó a la anterior coordinadora. “Los vecinos y vecinas luchamos por estos cuarteles y por eso nos ganamos el derecho a decidir qué ocurre en ellos”, añade.

Con la llegada de Ahora Madrid al Gobierno municipal, se creó un acuerdo de colaboración entre los vecinos y Madrid Destino para programar actividades en el complejo cultural y deportivo. “Por supuesto, esta gestión continuará con el nuevo teatro”, explica Murgui, quien añade que “como en el resto de los grandes espacios culturales de la ciudad, el Ayuntamiento establecerá una dirección artística para arrancar, pero más tarde será elegida por concurso público”.

El teatro contará con un acceso independiente al resto del centro cultural y un espacio central para diferentes usos y que contendrá un mural con imágenes sobre la historia del distrito. “Estamos muy contentos de que finalmente este teatro se haga realidad. Con él, se cierran más de 25 de años de lucha y reivindicación vecinal, y además supone un avance cultural no solo para el barrio, sino para todo Madrid”, concluye Colino.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información