Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arrimadas quiere intervenir TV3 para que deje de ser una “máquina de propaganda y de incitación al odio”

La candidata de Ciudadanos eleva ante la Junta Electoral la emisión de un programa sobre los familiares de los presos

Inés Arrimadas, junto al resto de candidatos de Ciudadanos, en el arranque de campaña.

Inés Arrimadas, candidata de Ciudadanos este 28-A, ha presentado una queja en la Junta Electoral Central para denunciar que este martes TV3 emitió el documental Un procés dins el Procés, en el espacio Sense Ficció que fue un "publireportaje" sobre los políticos encarcelados y sus familiares que vulneró el principio de neutralidad. “Esta televisión la pagamos todos los catalanes. Basta ya de manipular e incitar al odio", ha exclamado anunciando que en su programa electoral incluirá la aplicación del artículo 155 medidas contra TV3. "Es una cadena realizada por "independentistas y para independentistas", ha dicho.

TV3 ha arrancado esta mañana la serie de entrevistas con los cabezas de lista y ha empezado con Arrimadas al ser el partido menos votado en 2016 (Ciudadanos) para concluir con el que más (Catalunya en Comú). En el programa de Sense Ficció, aparecieron las mujeres de Jordi Turull, Jordi Sànchez, Josep Rull, Raül Romeva, Josep Forn y el cuñado de Oriol Junqueras, entre otros, para dar cuenta de cómo les había cambiado la vida desde que sus familiares habían entrado en prisión. Arrimadas ha puesto como ejemplo de manipulación ese reportaje o que en el pasado una colaboradora quemó un ejemplar de la Constitución. Arrimadas ha esgrimido que según el Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat, el CIS catalán, el 89% de los votantes de Junts per Catalunya se informan a través de TV3 mientras solo representan el 5% de los electores de su partido.

Ciudadanos no ha presentado aún su programa electoral pero incorporará la aplicación del artículo 155 porque, según Arrimadas, hay motivos de "sobra" para intervenir el autogobierno al vulnerarse y "pisotearse" los derechos de los constitucionalistas en Cataluña. El mejor exponente es, en su opinión, que el president Quim Torra alardea de desobedecer las resoluciones judiciales y, a renglón, seguido, ha añadido: "Se tiene que lograr que se deje de adoctrinar en colegios, que se manipule en los medios públicos; que se abran embajadas, que se intente utilizar a los Mossos como policía política y se creen chiringuitos como la Oficina de los Derechos Civiles y Políticos o el Comisionado sobre el autogobierno cuyos presidentes cobran salarios entre 90.000 y 112.000 euros".

Tras lamentar los insultos que unos militantes de Ciudadanos sufrieron en Santa Coloma de Cervelló este jueves durante el inicio de la campaña electoral, la candidata ha refrendado que en ningún caso su partido dará apoyo a un Gobierno de Sánchez. Ha advertido de los constantes cambios de criterio del presidente porque hace tiempo dijo que llevar una bandera española era de “fachas” y juzgó de “rebelión” la proclamación fallida de la república y llamó a Torra el “Le Pen” español y ahora ya no. La periodista, Lídia Heredia, le ha apuntado si esa posición no era poco creíble cuando Rivera también dijo en su día que no investiría a Rajoy o pactaría con Sánchez para acabar haciéndolo. “Antes de eso se va a la oposición. Lo que digo es que Rivera quiere ser presidente de la mano del PP", ha dicho. "¿Si aceptaríamos el apoyo de Vox? Queremos gobernar con el PP. Al resto de fuerzas habrá que preguntarles si prefieren alargar el gobierno de Sánchez con populistas o separatistas o si prefieren un gobierno de cambio".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >