_
_
_
_
_

La Politècnica inaugura un centro de inteligencia artificial

El IDEAI contará con más de 50 investigadores a tiempo completo y 150 doctorandos

Una mujer controla la televisión mediante gestos, en uno de los proyectos de Inteligencia Artificial desarrollado por la UPC.
Una mujer controla la televisión mediante gestos, en uno de los proyectos de Inteligencia Artificial desarrollado por la UPC.G.C.

La Universitat Politèctica de Catalunya ha estrenado este miércoles un centro de Ciencia de datos e inteligencia artificial (IDEAI, por sus siglas en inglés). El IDEAI estará integrado por seis grupos de investigación ya existentes con más de 50 profesores y 150 doctorandos y estudiantes de máster y tiene la intención de acercar la Inteligencia Artificial a la sociedad y generar nuevos campos de investigación.

Esta unión de grupos de investigación estará financiada a través de los beneficios obtenidos por los proyectos de investigación, un promedio de un millón de euros por año, según ha explicado Cecilio Angulo, coordinador del IDEAI. El responsable del centro también ha destacado la necesidad de que la administración pública invierta más en esta tecnología. “La inteligencia artificial es fundamental para la sociedad, ya está incluida en muchos aspectos de la vida cotidiana, como en móviles, y no va a desaparecer a corto plazo, porque genera muchos ingresos para las grandes empresas que están invirtiendo, como Google o Facebook”, ha apuntado Angulo.

El IDEAI centrará su actividad en el diseño y desarrollo de técnicas de inteligencia artificial y ciencia de datos inteligentes, así como en metodologías para la realización del diagnóstico, la predicción, la gestión y el apoyo a la decisión y el control de sistemas complejos. La investigación del centro se focalizará en tres líneas estratégicas: la educación, los sistemas ambientales y de sostenibilidad y la inclusión, la salud y el bienestar.

En la presentación del IDEAI, se ha mostrado alguno de los proyectos desarrollados durante los últimos años, como el que convierte las manos del espectador en el mando a distancia de la televisión. El dedo índice estirado en posición vertical frente a la boca para bajar el volumen, o la mano al lado de la oreja para aumentar el sonido de un partido de fútbol proyectado en una gran pantalla y grabado con cámaras de 180º para ofrecer más oportunidades de interacción al espectador. Es parte de un proyecto europeo llevado a cabo entre 2014 y 2017 que contó con patrocinadores como Siemens o la BBC, y del que dos de los investigadores acabaron fundando Gestoos, una empresa especializada en control interactivo a través de gestos, con sede en Barcelona. Una excepción según cuenta el profesor y director del Grupo de procesado de imágenes de la UPC, Josep Ramon Casas, ya que la mayoría de los doctorandos con los que ha trabajado en la última década acaba marchando fuera de España.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_