Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La carretera de les Aigües, el mejor lugar de Barcelona para correr; el Paral·lel, el peor

Las partículas contaminantes pueden ser un 50% superiores en zonas con tráfico según un estudio

Gente corriendo en la carretera de les Aigües.
Gente corriendo en la carretera de les Aigües.

La avenida del Paral·lel es el peor lugar de Barcelona para correr debido a los elevados niveles de contaminación, mientras que la carretera de les Aigües es el mejor. Así lo recoge el estudio el estudio Práctica deportiva y calidad del aire, elaborado por el Racc y la aseguradora Zurich, que mide las diferencia en la concentración de elementos contaminantes en los cuatro puntos de la ciudad más concurridos por los corredores según el horario y el día de la semana. Además de los dos anteriores, el informe incluye el paseo Marítimo y la avenida Diagonal.

A nivel general, los autores del estudio recomiendan no practicar running -el tercer deporte entre las mujeres y el cuarto entre los hombres- por la mañana, entre las 7 y las 11 de la mañana, ya que es cuando los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) y de partículas contaminantes PM10 y PM2,5 son más elevadas debido al tráfico.

A un nivel más concreto, en día laborable las mejores horas para ejercitar las piernas en Barcelona varían según la ubicación. Así, en la carretera de les Aigües, alejado del centro de la ciudad, no hay problemas a cualquier hora del día. En el paseo Marítimo, es mejor ir a correr por la tarde, mientras que en las zonas que soportan mucho tráfico rodado, como la Diagonal o el Paral·lel, es preferible hacer deporte a primera hora de la tarde, evitando así las horas punta.

En cuanto a los días festivos, el nivel de contaminación es bajo a nivel general, excepto a última hora de la mañana y de la tarde en la Diagonal y el Paral·lel.

Según explicó el director de la Fundació Racc, Lluís Puerto, durante la presentación del estudio este jueves, el objetivo es “mejorar la información de los corredores” y ayudarlos a planificar su entrenamiento, en función de la calidad del aire. En este sentido, si se tiene en cuenta el momento en que más runners inundan la ciudad, festivos por la mañana y laborables por la tarde, los lugares más recomendados son la carretera de les Aigües y el paseo Marítimo, respectivamente. Y el desaconsejado, el Paral·lel, en ambos casos.

Otra de las conclusiones del estudio —que también se ha realizado en Madrid, Málaga, Sevilla y Donostia— es que los niveles de partículas contaminantes pueden un 50% superiores en las calles con mucho tráfico, mientras que en el caso de dióxido de nitrógeno puede ser seis veces superiores.

El informe admite que una mala calidad del aire puede tener consecuencias negativas en la salud, especialmente porque cuando se corre la inhalación de aire se puede a llegar a multiplicar por 40. No obstante, asegura que durante las medidas tomadas en las diferentes ciudades “no se han detectado concentraciones de contaminantes que generen alarma”. Más aún, el director de la Fundación del Racc se apoyó en estudios científicos para asegurar que es preferible hacer deporte. “El sedentarismo es peor que la mala calidad del aire”, apuntó Puerto.

Finalmente, el Racc recomienda a las administraciones hacer más difusión de los datos sobre contaminación atmosférico en tiempo real y a los deportistas, que salgan a correr cuando hay menos tráfico.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >