Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cercanías exhibe puntualidad con un cumplimiento de más del 95%

A pesar del buen dato, y de que el Gobierno anunció la inversión de 1.000 millones de euros, se mantienen las quejas de los viajeros

Viajeros en la estación de cercanías de Chamartín, en una imagen de archivo.
Viajeros en la estación de cercanías de Chamartín, en una imagen de archivo.

Viajar en Cercanías fue el año pasado mejor que el anterior. El servicio público, gestionado por Renfe, dependiente del Gobierno, movió el año pasado a más de 256 millones de viajeros, su máximo histórico. El año pasado cumplió en puntualidad en más de un 95%. También redujo los retrasos con respecto a 2017: las incidencias de más de 100 minutos, las que pueden doblar el tiempo de un viaje, se redujeron un 9,2% el año pasado. A pesar de esas mejoras, el año pasado los viajeros seguían sufriendo el doble de horas de retraso con respecto a 2013.

Ese año, la debacle económica tocó fondo. Al igual que Metro, ese año Cercanías sufrió los azotes más duros de la crisis. No se cumplieron inversiones y no se cuidó la red. Desde entonces, viajeros y trabajadores han denunciado la degradación del sistema. En 2017, los sindicatos cifraron en más de 2.500 los trenes retirados de circulación por averías.

Si hace poco, el Gobierno anunció la inversión de 1.000 millones de euros en Cercanías hasta 2020 -y este mes ha anunciado que va a licitar trenes de gran capacidad para la red-, ahora exhibe cifras. El año pasado, la red madrileña movió a 256,1 millones de viajeros, su máximo histórico. Además, entre mayo y noviembre del año pasado, la red de Cercanías mejoró sus datos: acumuló 1.690 retrasos de más de tres minutos. El número total de esta incidencia fue en 2018 de 17.491 circulaciones (cada circulación el recorrido de ida y vuelta en una línea), solo un 4% del total que se realizaron (496.125). Las incidencias de más de 100 minutos, las que pueden doblar el tiempo de un viaje, se redujeron un 9,2% el año pasado, con respecto a 2017. En total hubo 452 que provocaron más de 176.000 retrasos y afectó a más de 4 millones de viajeros. La puntualidad en la red superó el 95% de cumplimiento.

“La gestión de Renfe arroja unos estándares de puntualidad superiores a los de los principales servicios de cercanías de Europa”, defienden desde la compañía. “Renfe mantuvo una puntualidad media superior al 95% en prácticamente todas sus líneas, superando el índice de puntualidad de Cercanías como los de París, con un 86% de puntualidad o Londres, en torno al 92%”. La red regional de trenes de Berlín, los S-Bahn, un icono, cumplieron el último semestre del año pasado con un índice de puntualidad del 95,4%. En la red madrileña mejoran en puntualidad las líneas C-1; C-2; C-4B; C-5; C-8 (A y B). Empeoran la C-3; C-4A; C-7; C-9 y C-10.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >