Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El paso de Artadi a la política local revela la fragilidad del Govern

El 'president' Quim Torra deberá afrontar una remodelación de su Ejecutivo tras la anunciada marcha de su portavoz y de la consejera de Cultura

El 'president' Quim Torra, entre las consejeras Elsa Artadi y Laura Borràs.
El 'president' Quim Torra, entre las consejeras Elsa Artadi y Laura Borràs.

La marcha de Elsa Artadi, portavoz del Govern, a la política municipal para ser la número dos de la lista de Junts per Catalunya que encabeza Quim Forn ha revelado aún más la fragilidad del Govern de Quim Torra. La renuncia de Artadi, puntal en el Ejecutivo, y la de la consejera de Cultura, Laura Borràs, como candidata al 28-A obligan al president a una remodelación que se prevé inminente. Borràs podrá permanecer como mucho en el Govern hasta el 24 de marzo. Artadi, alcaldable de facto por la situación de prisión de Forn, no perderá el tiempo: este martes ya presentará la candidatura de su formación en un acto en Montjuïc.

El decreto de la convocatoria electoral para los próximos comicios generales fija que este viernes tienen que presentarse las coaliciones que concurrirán a las elecciones y el día 25 las listas con los nombres de los candidatos. La Ley de Régimen Electoral establece la incompatibilidad de que los consejeros autonómicos aspiren a ser diputados en el Congreso. Por ello, Borràs, número dos de Junts per Catalunya por detrás de Jordi Sànchez, que está siendo juzgado en el Tribunal Supremo junto al resto de líderes independentistas, deberá renunciar antes del día 24. En una intervención tras el Consell Executiu, celebrado este lunes en Viella, Artadi ha expuesto esos plazos y su voluntad de que los relevos sean simultáneos. “El acuerdo no se cerró hasta el domingo pero me gustaría que se hicieran a la par”, ha afirmado la consejera, que ha apelado a razones de “eficacia” para hacerlos a la vez.

Torra no tiene intención de retrasar la remodelación y, en principio, las quinielas apuntan a Meritxell Budó, alcaldesa de La Garriga y afín a Carles Puigdemont para sustituir a la portavoz. Pero Artadi no pierde el tiempo: este martes participará en un acto de presentación de la candidatura de Junts per Catalunya junto a Laura Masvidal, esposa de Quim Forn, cabeza de lista, delante de las columnas de Puig i Cadafalch, en Barcelona.

Pieza básica en la arquitectura de la llista del president y de Junts per Catalunya hasta ganarle el puso a ERC en las elecciones del 21-D, la marcha de Artadi revela la debilidad del Govern, que no ha podido aprobar los Presupuestos. El Ejecutivo, a través del vicepresidente Pere Aragonès y del propio Torra, presentó las cuentas pero sin someterlas a votación en el Pleno. La oposición acusa al Govern de carecer de rumbo y reclama que se someta a una moción de confianza para permanecer en el cargo o que de lo contrario convoque elecciones anticipadas.

Con la sensación de fin de ciclo y con un ojo puesto de forma permanente en el desarrollo del juicio en el Tribunal Supremo, el Govern va ganando tiempo a la espera de la sentencia que podría dictarse en verano. Fuentes de los grupos independentistas están convencidos de que la convocatoria electoral será entonces inminente. Tras anunciar que sería candidata, Artadi ha expresado su “emoción” de incorporarse a una lista encabezada por Forn y en la que Neus Munté, ganadora de las primarias, será tercera. “Trabajamos para que todo sume y con el mismo espíritu de las últimas candidaturas”, ha afirmado.

La gran incógnita, aún no contestada, es por qué da el paso cuando los neoconvergentes son conscientes de que no son favorito en las encuestas, dominadas por la pugna que enfrentará a Ernest Maragall (ERC) y a Ada Colau (comunes). Y, por tanto, corre el riesgo de pasar de ser de portavoz del Govern a concejal de la oposición en Barcelona. La campaña electoral, eso sí, permitirá a Artadi participar en debates junto a la alcaldesa, Maragall y Manuel Valls.

La portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha negado este lunes que desde su espacio político se promuevan movimientos de consejeros que obliguen a recomponer el Govern. La dirigente ha despejado la única duda que existía: si la consejera de Justicia, Ester Capella, que ya fue regidora de Barcelona, acompañaría a Maragall en las municipales. De hecho, Capella se convertirá en una pieza clave para el Govern al asumir las funciones de Aragonès, que estará cinco semanas de baja por el permiso de paternidad.

Los republicanos han celebrado la decisión de Puigdemont de seguir los pasos de Oriol Junqueras y postularse a las europeas. No es la primera vez que se enfrentan: el 21-D el expresident, contra todo pronóstico, se impuso a ERC. “Es una buena noticia para avanzar hacia la república catalana, ya que el trabajo que puede hacer Puigdemont para denunciar la represión es muy bueno”, dijo. Ambas candidaturas son simbólicas, ya que no podrán ejercer de eurodiputados: Junqueras por su condición de preso, y Puigdemont porque para aceptar el acta tiene que jurar presencialmente la Constitución en Madrid. Vilalta ha considerado que la candidatura del expresident confirma la tesis de ERC: que los partidos independentistas son más fuertes por separado, siempre que luego haya una unidad de acción. Aun así, Vilalta ha destacado que ERC es “la puerta de entrada al independentismo” y “la única herramienta para liderar y consensuar el proyecto republicano”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >