Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los animalistas critican que la Xunta pase de hablar de enfermedades del jabalí a “pedir que se lo coman”

Libera acusa a Medio Ambiente de mantener una "continuada campaña de 'fake news' para criminalizar a la fauna silvestre"

Un grupo de jabalíes busca comida en una calle de Barcelona. Ampliar foto
Un grupo de jabalíes busca comida en una calle de Barcelona.

"La Xunta de Galicia no parece tener clara la estrategia para evitar incidentes de circulación en las carreteras, autovías y autopistas de la comunidad, ni tampoco cómo afrontar la creciente presencia de fauna silvestre en zonas periurbanas, y también urbanas, como sucede en el caso de Lugo de forma cada vez más habitual", avisan los animalistas. La Administración gallega ha pasado, según ellos, de "una campaña de desinformación sobre enfermedades a reclamar públicamente que los ciudadanos se coman a alguna de estas especies, como el jabalí". En cuestión de un par de semanas, desde el Gobierno autónomo se han lanzado mensajes diversos, como la alusión a posibles enfermedades de transmisión a través del jabalí (peste porcina africana) a la idea del uso culinario de esta especie silvestre, según recuerdan en un comunicado la Asociación Animalista Libera y la Fundación Franz Weber. Estos dos grupos sostienen que la última propuesta del Gobierno gallego, "ademas de absurda, sólo trata de justificar el incremento del número de batidas que se viene dando en los dos últimos años". Slo en el periodo 2011-2017, calculan basándose en datos oficiales estos colectivos de defensa animal, "se han cuantificado 88.996 suidos tiroteados, a razón de 12.000 animales por temporada sin que el supuesto problema se haya resuelto".

En relación con el posible uso gastronómico, los animalistas advierten de que "durante la práctica totalidad de las cacerías no existe ningún veterinario presente que certifique, en un primer momento, el estado sanitario del animal". Y consideran que "la proposición de la Xunta, sin ninguna base legal que la sustente hasta ahora, se basa en la continuada campaña de fake news que está realizando para criminalizar a la fauna silvestre".

Así, estas organizaciones ven "sintomático de la falta de políticas sobre cuidados de los ecosistemas y de la fauna silvestre" el hecho de que el Gobierno gallego "recurra, de forma automática, al lobby procaza para resolver cualquier problema de convivencia", con proposiciones "excéntricas, como la autorización de secretas cacerías a flechazos en Vigo y Lugo".

La Ley de Caza de 2013 "sigue sin el obligado decreto reglamentario, seis años después, y ahora la Xunta apremia su paso para tratar de garantizar el voto de los escopeteros", denuncian los animalistas. Con este fin, les "permiten realizar batidas contra jabalíes con menos participantes o dejando la puerta abierta a la comercialización de su carne, otra estratagema más para garantizar los ingresos de un grupo ultraminoritario".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >