Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Elisenda Alamany abandona el grupo de los comunes en el Parlament

La dirección del partido ha pedido a la política que sea "coherente" y que renuncie al escaño

Elisenda Alamany, diputada de Catalunya en Comú.
Elisenda Alamany, diputada de Catalunya en Comú.

La diputada Elisenda Alamany ha decidido abandonar el grupo de Catalunya en Comú-Podem en el Parlament, según avanzó ayer Nació Digital. La política, que ya impulsó en otoño junto al diputado Joan Josep Nuet la corriente comuns sobiranistes, muy crítica con la dirección, aclarará hoy si mantiene o renuncia al escaño. El grupo de izquierdas logró ocho diputados y se arriesga a quedarse con siete si Alamany permanece en la cámara como no adscrita.

La cúpula del partido liderado por Ada Colau emitió un comunicado en el que sostiene que durante estos meses Alamany nunca ha roto la disciplina de voto por lo que le pide “coherencia” y que renuncie a su acta para que sea sustituida por otro diputado. En un primer momento, el partido reaccionó con extrema frialdad e insinuó que la diputada tenía desde hace tiempo su propio proyecto. “No nos sorprende que lo haga a dos meses de las elecciones. No nos distraeremos del objetivo de ganar los comicios”, afirmaron.

Diferencias en los comunes sobre el juicio del procés

Las diferencias en el seno de los comunes, donde conviven varias familias, han vuelto a aflorar tras la manifestación en contra el juicio del procés. Un nutrido grupo de diputados participó en la protesta. El sector comuns federalistes, minoritario en la ejecutiva, rechazó ayer en un comunicado que se trate de un "juicio político" -"No se juzga la bondad de las personas ni sus ideas sino por sus actos"- y acusa a los líderes independentistas de haber arrinconado el principio básico de "cualquier gobierno democrático al no respetar a la "mayoría del pueblo que dicen representar y más de la mitad no es independentista (...) Exigimos a la justicia ecuanimidad: ni la venganza que piden unos ni la impunidad de otros".

La marcha de Alamany ha cristalizado la fractura de un grupo que concurrió al 21-D con Xavier Domènech. Ya no está ninguno de los dos. Muy cuestionada por sectores federalistas, que la atribuían un perfil independentista y un protagonismo excesivo, la diputada fue perdiendo peso de forma progresiva: se la apartó primero como portavoz del partido y luego como portavoz del grupo. En medio de una agria crisis, el conflicto desembocó en la creación de Comuns sobiranistes. Alamany acusó directamente a sectores de ICV y de Barcelona en Comú de lastrar a los comunes.

Alamany ha dado apoyo a varias de las confluencias de izquierdas, como en Ripollet o Cerdanyola, y a la de Guayem Badalona, de Dolores Sabater, que intenta, hasta ahora sin éxito, atraer a los comunes a su lista. Militantes de ICV y Podem han suscrito un manifiesto de apoyo a esa lista frente a la estrategia de los comunes que impulsan una propia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >