Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Torra informará en el Parlament sobre los Presupuestos pero evitará que se voten

El presidente de la Generalitat comparecerá a petición propia después de que se lo pidiesen los comunes, PSC y Ciutadans

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, junto con el vicepresidente Pere Aragonès.
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, junto con el vicepresidente Pere Aragonès.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, comparecerá la semana que viene en el Parlament a petición propia para hablar sobre su propuesta de presupuestos en Cataluña, prorrogados desde 2017. Pero, tal como ha confirmado este martes el consejero de Interior, Miquel Buch, en la rueda de prensa posterior al consejo ejecutivo, el presidente no presentará unos presupuestos aprobados por el Govern, sino que simplemente informará sobre el estado en que se encuentra su confección y los motivos de su retraso, con lo que evitará que los diputados voten un proyecto concreto. Torra se ha avanzado así a las peticiones de comparecencia que habían registrado Catalunya en Comú, el PSC y Ciutadans, que exigían explicaciones sobre el retraso del proyecto de las cuentas catalanas.

El Ejecutivo, tal como ha confirmado Buch, no tiene intención de aprobar la próxima semana los presupuestos como proyecto de ley. Según el conseller, que ha actuado como portavoz en ausencia de Elsa Artadi, la comparecencia de Torra será meramente informativa. “Estamos en fase de explicarlos. Explicarlos no significa aprobación”, ha dicho esgrimiendo que, por ejemplo, él ha acudido a comisiones para explicar proyectos sobre los bomberos sin necesidad de que sean refrendados. El consejero tampoco ha aclarado si con antelación a las comparecencias se reunirán con los comunes para alcanzar un consenso pero sí que ha puesto el acento en que las cuentas son un “instrumento importantísimo”. “No abandonaremos el camino de aprobarlos para favorecer a todo el país. No pensamos renunciar a ellos”, ha dicho.

La comparecencia solo informativa de Torra ha levantado las críticas de los grupos de la oposición, aunque celebran que el president acepte por fin hablar de las cuentas catalanas. El anuncio llega después de que Catalunya en Comú, el partido cuyos votos necesita el Govern para aprobar las cuentas, cerrase la puerta a mantener más reuniones con el Govern. Los comunes instaron a Torra y al vicepresidente del Govern y consejero de Economía, Pere Aragonès, a presentar su propuesta en el Parlament y a buscar los votos que necesita en esta cámara. El Govern prevé que, después de la intervención de Torra, Aragonès intervenga en el turno de réplica para informar sobre el estado de confección del proyecto de presupuestos.

Los partidos de la oposición han criticado que llega con retraso. "Es increíble que el Gobierno no gobierne, pero celebramos que Torra y Aragonès acepten venir a hablar de los presupuestos, tal como habíamos pedido, aunque los grupos iremos perdidos porque no sabemos qué presentarán. Llevamos casi dos meses con otra prórroga presupuestaria, Cataluña necesita unos presupuestos sociales", ha dicho Susana Segovia, portavoz de Catalunya en Comú.

Los comunes, el principal socio que el Govern busca para sacar adelante sus cuentas, han presentado dos proposiciones de ley sobre medidas fiscales: una para aumentar el impuesto IRPF en las rentas más altas, y otro para eliminar las bonificaciones en el impuesto de sucesiones. "Veremos de quién está más cerca el Govern, si de nosotros o de la derecha", ha avisado Segovia.

"Parálisis" del Parlament

Los socialistas catalanes también han criticado el retraso con que el Govern llega para informar sobre sus presupuestos. "Es la ley más importante que tiene que aprobar un Gobierno, tendrá que buscar socios. Si no los encuentra, esperamos que convoque elecciones igual que lo hizo Sánchez", ha dicho Eva Granados, portavoz del PSC.

Granados ha aprovechado para denunciar la "parálisis y el desprecio que sufre el Parlament". "Solo este mes ha habido 12 comisiones que no se han convocado o no se han celebrado porque no se han presentado los partidos independentistas. Es un descontrol y un descrédito que se agrava con el principal grupo de la oposición, Ciutadans, que utiliza la cámara como si fuese un show televisivo", ha criticado. En este sentido, los socialistas han anunciado que abandonan la comisión de derechos civiles y políticos. "Se presentó en junio y hasta esta semana no se ha activado. La abandonamos porque creemos que será otro escenario paralelo al juicio al procés", ha afirmado Granados.

El portavoz de Ciutadans, Carlos Carrizosa, se ha sumado a las críticas por la "parálisis" en la que, a su juicio, se encuentra el Parlament, de la que hace responsables a los partidos independentistas. "El parlamento no ha vuelto a la normalidad desde que se inició el golpe del separatismo", ha dicho.

La comparecencia del president se hará durante el pleno que se celebrará el martes y miércoles de la semana que viene, un pleno atípico, ya que normalmente se celebran los miércoles y jueves. Con este cambio de calendario, el pleno coincidirá con la comparecencia como testigo del presidente del Parlament, Roger Torrent, en el Tribunal Supremo por el juicio por el procés, prevista para el 26 de febrero. Según el reglamento del Parlament, otro miembro de la mesa puede sustituir al presidente en un pleno. El pleno de la semana que viene es el que debía celebrarse esta semana, y que la mayoría independentista pospuso para no coincidir con la huelga general convocada el próximo jueves. El portavoz de Ciutadans ha asegurado que el objetivo del nuevo cambio de calendario es "boicotear otra vez la celebración del pleno". Sin embargo, la relación de las comparecencias de los testigos en el Supremo se ha conocido después de que la Junta de Portavoces decidiese las fechas del pleno.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >