Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fabra i Coats liderará el nuevo sistema artístico del Icub

El sector tilda el concurso para dirigir el centro de “amañado”

Exterior de la Fabra i Coats, en una imagen de archivo.
Exterior de la Fabra i Coats, en una imagen de archivo.

Falta poco para conocer el nombre del nuevo director del Centro de Arte emplazado en el complejo fabril Fabra i Coats junto con la homónima Fábrica de Creación, una de las once que hay en Barcelona. Cuando a mediados de enero el Ayuntamiento convocó el esperado concurso de dirección, la noticia cayó como una bomba en el sector, sorprendido y preocupado de que los dos equipamientos se reúnan bajo una única jefatura, pese a sus características diferentes. “Director dos por uno”, “concurso huevo kínder”, “director de rebajas”, son algunos de los irónicos motes aparecidos en las redes sociales, que enseguida le tildaron de “concurso amañado” porque al ser un cargo directivo del Ayuntamiento, será nombrado por otros cargos del mismo. Por tanto, según las bases, el jurado de profesionales tiene sólo un papel asesor. “Pese a los requerimientos jurídicos prima el criterio y la propuesta de la comisión asesora. Ser un cargo directivo interno, como en el Grec, otorga al director una legitimidad y prerrogativas que no tiene un cargo externo como es Valentín Roma de La Virreina”, asegura Dani Granados, asesor de presidencia del Icub.

Según Granados la dirección compartida de la Fábrica y el Centro de Arte, que ya tiene su nuevo acrónimo FIC, lejos de ser una desventaja, hará que los dos equipamientos se retroalimenten recíprocamente. Una opinión que comparten los artistas en residencia, siempre y cuando el nuevo director cuente con equipos humanos y presupuesto acordes. Es el caso de Konic Thtr, conocidos por sus proyectos innovadores vinculados a la tecnología, que llevan ya cuatro años en la Fábrica.

Según Granados, el replanteamiento del centro de arte y su mayor vinculación con la fábrica vertebrarán el rediseño del ecosistema del arte contemporáneo barcelonés. “Frente a la dejadez de funciones de la Generalitat y las demandas del sector, creemos que un proyecto integrador e interdisciplinar, que reconozca los objetivos preestablecidos de cada espacio, potenciará la investigación, producción, exposición y difusión de la creación contemporánea”, indica Granados, añadiendo que el nuevo director deberá interactuar con las entidades que forman el recinto de Fabra i Coats, como el Ateneu L’Harmonia, la Biblioteca o la asociación Can Fabra. Los candidatos deberán presentar antes de 18 de febrero, un proyecto de programación artística y gestión para cinco años. Desgraciadamente en las bases no se menciona la dotación presupuestaria. Para las actividades de 2019 se mantienen los 800.000 euros para cada equipamiento del año anterior.

La Capella cumple 25 años

El espacio municipal dirigido por Oriol Gual, dedicado a la creación emergente, está de aniversario. En estos 25 años La Capella, que estrena imagen gráfica, ha presentado más de 200 muestras, que han involucrado 1200 artistas y un centenar de comisarios. Desde 2006 la sala incentiva la producción y promueve la participación de artistas y comisarios emergentes a través de BCN Producció, una convocatoria abierta, cuyos proyectos son seleccionados por un jurado independiente. Es el primer eslabón de un conjunto de equipamientos que van desde centros de barrio como Can Felipa o la Sala d’Art Jove, pasando por el Centro de Arte hasta el Macba, que también está en el ojo del huracán debido a su controvertida ampliación.

Viviendas para artistas

El Centro de Arte empezó a funcionar de forma simbólica en 2012. Estuvo cerrado dos años y finalmente reanudó su andadura como sala de exposiciones sin dirección. Actualmente cuenta con tres plantas de 450 metros cuadrados cada una, que al terminar la reforma del edificio podrían duplicarse. La sala de la planta baja donde hasta el 3 de marzo se exhibe un proyecto multidisciplinar del colectivo Duae sobre el río Besós, será compartida por el centro y la fábrica. Besós, un ecosistema noble es el primer proyecto desarrollado y producido en la fábrica que se exhibe en el centro. “Todas las Fábricas están conectadas y esto permite solventar más fácilmente problemas técnicos y conceptuales”, explican Duae.

La fábrica cuenta con estudios individuales y espacios de coworking, pero está en marcha la construcción de cinco viviendas para los artistas, que permitirá al FIC entrar en los circuitos internacionales de intercambio de residencias y potenciar la difusión de la creatividad catalana en el extranjero. En los últimos tres años la fábrica ha acogido más de 70 proyectos al año que han involucrado a más de 100.000 visitantes.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >