Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los taxistas de Madrid desconvocan la huelga indefinida contra los VTC sin lograr sus objetivos

4.223 profesionales han votado a favor de acabar con el paro iniciado hace 16 días

Los taxistas se dirigen a votar en Barajas este martes si continúan o no con la huelga indefinida. En vídeo, los taxis vuelven a la rutina.

Los taxistas de Madrid han decidido por un estrecho margen acabar con los paros que iniciaron hace 16 días para pedir que se regule el sector de los vehículos de transporte concertado (VTC) estaban llamados a votar los 20.961 trabajadores del sector, de los que votaron 7.843 (un 37,4% del censo). El 54,1% de los votos válidos apoyaron la desconvocatoria de la huelga, frente al 45% partidario de seguir con la huelga. Hubo 22 votos nulos y 60 en blanco. Los conductores tienen previsto retomar el servicio desde las seis de la mañana de este miércoles.

La votación se ha desarrollado desde las diez de la mañana en la bolsa del taxi de la terminal T-4 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. Estaban llamados los 22.000 profesionales del sector. La afluencia al cierre de las urnas, fijada a las seis de la tarde, ha sido tan alta, que se ha prolongado hasta media hora después.

El resultado de la votación ha sido 3.522 votos a favor de continuar con las movilizaciones (44,9%) y 4.223 (el 53,9%) en contra, además de 60 papeletas en blanco y 22 nulos.

Los responsables de los cinco colectivos convocantes han reconocido que el margen de los votos en contra ha sido muy reducido. “Ha pesado mucho que llevamos muchos días de paro y que hay mucha gente que se ha hipotecado para comprar la licencia. No se podía aguantar mucho más”, han afirmado fuentes de la Asociación Gremial del Taxi (6.000 licencias). “Hay gente que ha tenido que acudir a microcréditos o a ayudas de familias para poder salir adelante en estos días. Eso es muy duro”, añaden otras fuentes de la Federación Profesional del Taxi (FPT, 6.000 licencias).

Los convocantes han descartado que hayan fracasado en sus peticiones. "Hemos logrado a unir a todos los profesionales y asociaciones en un solo nombre: el taxi", ha explicado el presidente de la Federación Profesional del Taxi, Julio Sanz. "No ha habido fracaso. El paro ha sido ejemplar y hemos rebajado nuestras pretensiones frente a una Comunidad de Madrid que no nos ha oído", ha añadido Felipe Rodríguez Baeza, presidente de la Asociación Madrileña del Taxi (1.300 licencias).

Esta decisión supone que los taxistas no han aceptado la propuesta de la Comunidad de Madrid de iniciar la redacción de un nuevo decreto de regulación del sector, sin llegar a legislar sobre los VTC, como expuso el lunes la consejera de Transportes, Rosalía Gonzalo. Esta les anunció que no iban a regular nada en contra los vehículos de transporte con conductor ante el riesgo de que se perjudicara esta actividad o pudiera generar despidos. No se quería llegar a una situación como la registrada en Barcelona, en la que las dos principales operadoras de VTC (Uber y Cabify) decidieron cerrar, lo que supuso más de 3.000 personas despedidas.

“El lunes nos insultaron, nos menospreciaron y de la forma más ruin y rastrera, además de que se desdijeron de todo lo que habían dicho en los días previos”, ha mantenido el presidente de la FPT. “El colectivo ha aprendido con qué partido puede contar y con cuáles no. Hemos sufrido el más absoluto desprecio del PP y de su socio Ciudadanos. Esperamos que esto les pase factura en las urnas”, ha criticado Sanz, que ha calificado al PP como “el partido más corrupto de España”.

“Falta de vergüenza”

Sanz ha tachado de “falta de vergüenza, intromisión y de utilizar armas y métodos mezquinos” las declaraciones de Pedro Rollán, portavoz de la Comunidad de Madrid,  para que los taxistas votaran a favor de levantar la huelga. Algunos líderes de las formaciones han reconocido ya fuera de micrófono que seguirán luchando en los próximos días y meses, pero que ahora resultara más difícil. Estos líderes han confesado que estaban “muy decepcionados” por el resultado, además de “rabiosos” por no haber conseguido que se regulara los VTC. “No tenía mucho sentido seguir porque ya no había muchas más opciones de protesta. ¿Qué nos quedaba ya por hacer cuando sabes que la Comunidad de Madrid no iba a mover ficha?”, se han preguntado algunos líderes.

Los convocantes han pedido perdón a sus clientes y a los madrileños en general por las molestias que les han causado. “Esperamos poder recompensarles en breve por todo lo que han pasado”, han adelantado los líderes del sector.

Las movilizaciones no han parado. El próximo sábado está prevista una manifestación por Atocha para pedir que se acabe con “la uberización” del transporte en la región.

Los taxistas iniciaron sus paros el lunes 21 de enero a las seis de la madrugada. Sus principales movilizaciones han consistido en rodear los recintos feriales durante la celebración de la Feria Internacional del Turismo (Fitur), bloquear durante un fin de semana el paseo de la Castellana y manifestarse en la Puerta del Sol y frente a la sede del PP, en la calle de Génova.

También se acaba la huelga de hambre

El final de la huelga también supone que las siete personas que estaban en huelga desde hacía 12 días también han acabado con su protesta. Entre ellos estaba Concha, que ha asegurado que no les ha quedado “otro camino” para demostrar que “el taxi no es un sector violento”. “Prefería pasar hambre ahora para no tener que pasarlo el día de mañana”, ha afirmado Concha.
Junto a ella también ha estado Paco. Este ha recordado que ha participado en todo momento en las movilizaciones, como las concentraciones alrededor de los recintos feriales o los cortes momentáneos de la M-40. “Al final optamos por dar un giro a nuestras propuestas y optar por otro tipo de estrategia y de lucha. Era una forma no violenta de luchar por nuestros derechos y por el futuro del sector”, ha afirmado el huelguista al final de la protesta.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información