Huelga de taxis

Un abrazo antes de que flaqueen las fuerzas

Los taxistas muestran su unión tras 12 días de paros y de unas negociaciones estancadas desde la semana pasada

Los taxistas se abrazan antes del comienzo de la concentración de ayer en la Puerta del Sol.
Los taxistas se abrazan antes del comienzo de la concentración de ayer en la Puerta del Sol.DAVID EXPÓSITO

Si un gesto llama la atención en las concentraciones de los taxistas, es el abrazo. Antes de comenzar cada manifestación y en los momentos críticos, los profesionales se funden en este gesto. Hoy se cumplen ya 12 días desde que iniciaron sus paros y en algunos conductores empieza a hacer mella la falta de ingresos y las críticas que están cosechando por parte de la opinión pública, en especial en las redes sociales.

“Vamos a darnos un abrazo para que vean que estamos unidos”. Fue la frase que soltó ayer un representante de los taxistas justo cuando empezaba la concentración a las cinco de la tarde en la Puerta del Sol. Los centenares de congregados lo hicieron sin que nadie se escapara al gesto. “Es una forma de demostrar que no estamos todos unidos. Cuando vemos que algún compañero lo está pasando mal o se viene abajo, lo damos. Desde luego, es muy reconfortante”, señala José Miguel Fúnez, el portavoz de la Federación Profesional del Taxi, una de las cinco organizaciones que ha convocado el paro.

Justo después de acabar con el abrazo, comenzó la concentración, que se parecía a una asamblea de trabajadores en la que algunos conductores mostraron sus quejas contra el Gobierno regional que preside Ángel Garrido. “Vergüenza os tenía que dar tener esas banderas en la sede de la Puerta del Sol”, le espetó uno de los intervinientes. La protesta estuvo acompañada de cánticos, como “sí se puede”, “esto es la guerra” y “esta guerra la vamos a ganar”.

Entre los intervinientes estaba Francisco Manuel Fernández, un exempleado de los vehículos de transporte concertado (VTC) de 39 años, que acusó a su anterior empresario de explotación y de darle un sueldo mínimo. De hecho, ha dejado su compañía y está preparándose el examen para conseguir la cartilla que le habilite para llevar un taxi. “Es cómo sacarse una carrera universitaria. Es vergonzoso que un sector esté tan regulado, como el taxi, y otro lo esté tan poco”, se quejaba Fernández, que está casado y tiene cuatro hijos.

Los taxistas suspendieron ayer la manifestación que celebran todos los días a las once de la mañana delante de la sede del PP, en la calle de Génova. Querían oír la comparecencia del ministro de Fomento, José Luis Ábalos. Este dijo lo que se esperaban, que son las comunidades autónomas las que pueden regular los VTC. Ni les sorprendió ni les defraudó. “Más de lo mismo. Ahora a ver si se entera Ángel Garrido que tienen a unos 20.000 profesionales parados desde hace días y se decide a reunirse con nosotros”, se quejaba un profesional en la sede de las asociaciones del taxi, en la vallecana calle del Payaso Fofó.

Los profesionales piden que sean los Ayuntamientos los que regulen los VTC

Justo en esta vía vallecana se vieron ayer las banderas gallegas de un centenar de taxistas que llegaron desde esta tierra para apoyar a sus colegas madrileños. Los recibieron por la mañana en la terminal T-4 de Barajas, tras desayunar en Las Rozas. Después se dirigieron a Vallecas. Justo delante de los colectivos profesionales, pudieron ver las dos tiendas de campaña en las que permanecen los siete taxistas que ayer cumplieron siete días haciendo huelga de hambre.

Los taxistas aprobaron por la tarde una propuesta en la que pedían que sean los Ayuntamientos los que regulen el servicio de los VTC. Es una medida que proponen para evitar que el conflicto entre en vía muerta. De esta forma, la pelota de la regulación se trasladaría con esta iniciativa a los Consistorios, lo que podría dar lugar a normativas muy distintas. “Sabemos que el Ayuntamiento de Madrid está proponiendo que la precontratación de los VTC se haga hasta con una hora de antelación. Nosotros no estamos de acuerdo, pero, si lo ha decidido el resto de convocantes, lo vamos a asumir”, explicó el presidente de la Asociación Gremial del Taxi, Miguel Ángel Leal. Su colectivo opta porque haya una regulación a nivel nacional que obligue a todos por igual y no múltiples normativas que cambien en función de los municipios o de las comunidades autónomas.

Conductores gallegos llegan a la capital para apoyar a sus compañeros

En lo que sí están de acuerdo los diferentes representantes de los taxistas es que ahora mismo la pelota está en el tejado de la Comunidad de Madrid. La Consejería de Transportes ya anunció que no iba a aceptar la distancia de cinco kilómetros que exigían los taxistas para regular los VTC. Desde el viernes pasado no ha habido reuniones entre el Ejecutivo autonómico y los cinco colectivos convocantes. Eso sí, los taxistas han continuado con protestas y manifestaciones, a veces con cortes de vías principales como la Gran Vía sin tener permiso para ello.

“Tenemos que pedir perdón a la ciudadanía por todos los problemas que les podemos estar causando, pero ahora mismo no podemos parar. Debemos conseguir que el servicio público que representamos sea respetado y que los VTC cumplan su normativa”, afirmó ayer Nacho Castillo, conocido en el sector como Peseto Loco, directivo de la Plataforma Caracol, otro de los colectivos convocantes del paro de los taxistas.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50