Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Torra anula la mesa de diálogo por el traslado de los políticos presos a Madrid

El Govern suspende la sesión prevista para este viernes e Iceta deplora la decisión

Mesa del dialogo
Torra y Aragonés, junto al resto de líderes, antes de la reunión.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, suspendió ayer la mesa de diálogo prevista para esta tarde por el traslado de los políticos presos a cárceles de Madrid. Torra antepone así su intención de despedir a los presos desde la cárcel Brians 2 (Barcelona), a la reunión del Espai del Diàleg, a la que no tenían previsto acudir Ciudadanos, PP, y la CUP. Antes de visitar el centro penitenciario, el president reunirá al Consell Executiu de forma de extraordinaria a las 13.00 y después hará una declaración institucional desde la Galería Gòtica del Palau de la Generalitat.

El PSC, grupo que durante esta semana más insistió en la importancia de la reunión, fue también el que peor se tomó la anulación de la misma. “Los socialistas lamentamos profundamente la suspensión de la reunión de mañana [por hoy] del espacio de diálogo convocado por el presidente Torra en cumplimiento de un mandato parlamentario. El diálogo es hoy más necesario que nunca. La solución solo puede llegar a través del diálogo, la negociación y el pacto, aseveró el líder del PSC Miquel Iceta a través de las redes sociales. El PSC, único partido constitucionalista a favor de esta convocatoria, había pedido durante los últimos días “gestos y gestiones” a Torra para asegurar la asistencia de todas las formaciones. Catalunya en Comú-Podem es el otro partido no independentista que acude a las sesiones del Espai del Diàleg. La líder de Podem, Noelia Bail, quitó hierro a la suspensión —“No viene de un día”, dijo—, aunque subrayó la necesidad de establecer el diálogo y condenó la “judicialización de la política” y la prisión preventiva.

La agenda política catalana está chocando con los primeros pasos del juicio por el procés. La anulación de la reunión de la mesa, convocada por primera y única vez el 16 de noviembre, acabó sin alcanzar ningún acuerdo. La suspensión se produjo en medio de las críticas de Ciudadanos y PSC, que ya han reprochado a Torra su hipotética ausencia en el Pleno de la próxima semana al tener previsto asistir al inicio del juicio en el Supremo cuya fecha está en el aire. El portavoz de Ciudadanos en el Parlament, Carlos Carrizosa, recriminó a Torra que si no acude a la Cámara estará cometiendo “un nuevo acto de boicot al Parlament”. “Es una burla a la Cámara al utilizarla como caja de resonancia del procés”, dijo.

Hasta el momento, según informó el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, no consta ninguna solicitud del president ni del vicepresidente, Pere Aragonès para asistir a la vista. No obstante, Lesmes señaló que si finalmente acaban mostrando su intención de asistir al juicio, contarán con un trato preferente “como cualquier autoridad pública española”. Durante un encuentro informal con periodistas, Lesmes sostuvo que el juicio por el procés es una “oportunidad excelente” para constatar la “calidad de nuestro Estado de derecho, de nuestro Tribunal Supremo y de nuestra democracia” frente a quienes dicen lo contrario.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >