Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuevo frente judicial por las arengas nacionalistas que emitía la megafonía de Vic

Un juez acepta a trámite una querella contra el Ayuntamiento, y se suma a la investigación de la fiscalía

Nuevo frente judicial por las arengas nacionalistas que emitía la megafonía de Vic

El juzgado número 3 de Vic ha aceptado a trámite la querella de un abogado de Asturias contra el Ayuntamiento de la capital de Osona por delitos de prevaricación y malversación. El denunciante, Miguel Barbazán, ha asegurado al diario El 9 Nou que también quiere que el caso sea investigado por un delito de odio. La denuncia es contra las arengas que la megafonía del Ayuntamiento emitió en verano de 2018 con el siguiente mensaje: “No normalicemos una situación de excepcionalidad y de urgencia nacional. Recordemos cada día que hay presos políticos y exiliados. No nos desviemos de nuestro objetivo, la independencia de “Cataluña”.

La alcaldesa de Vic, Anna Erra (PdeCAT), deberá declarar como investigada el próximo 25 de febrero. Esta querella se suma a la investigación que abrió la fiscalía superior de Catalunya el pasado septiembre a raíz de la denuncia de un vecino de Vic. El fiscal superior, Francisco Bañeres, ordenó a los Mossos de Esquadra que determinaran la colaboración del Ayuntamiento en la acción de propaganda. Fuentes de la fiscalía han explicado que en los próximos días remitirán el resultado de las investigaciones al juez.

El mensaje era periódico, a las ocho de la tarde, y dejó de emitirse pocas semanas después de provocar una gran polémica, sobre todo fuera de Vic. La acción fue una propuesta de entidades independentistas como la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Òmnium y Procés Constituent que el Ayuntamiento aceptó secundar. La grabación se emitió periódicamente durante el verano. El Consistorio bajó primero el volumen de la megafonía y finalmente, tras la diada del 11 de septiembre, dejó de reproducirlo.

Barbazán, un letrado de Oviedo especializado en derecho laboral y bancario –según consta en la web de su bufete–, ha explicado que no tiene ningún vínculo con Vic, que no milita en partido alguno y que actúa por iniciativa propia para defender la ley.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >