Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau anuncia un dentista municipal con precios un 40% más económicos

El servicio dependerá de la empresa pública BSM y arrancará con ocho consultas

Un paciente en el dentista para familias con pocos recursos.
Un paciente en el dentista para familias con pocos recursos.

El gobierno de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, da un paso más tras la creación de un servicio de dentista gratis para vecinos con pocos recursos. El ejecutivo impulsa ahora un servicio de dentista municipal abierto a toda la ciudadanía que ofrecerá precios hasta un 40% más económicos “sin reducir la calidad material, del servicio y de las condiciones laborales de los trabajadores”, en palabras de la comisionada de Salud, Gemma Tarafa. El anuncio, un proyecto que Barcelona en comú no llevaba en el programa electoral, llega a cinco meses de las elecciones municipales.

El operador será 100% municipal, y al no poder crear una nueva empresa pública por la Ley Montoro, colgará de la empresa pública BSM (que gestiona desde el Tibidabo hasta los aparcamientos o el Bicing). El proyecto tendrá que contar con el aval político de la oposición. Si los partidos votaran a favor, se aprobaría en el pleno de marzo y la primera consulta, con ocho butacas, abriría a finales de año. La previsión es atender a 36.000 personas cada año.

Las tarifas

Las tarifas que garantizarían la sostenibilidad del futuro servicio, según el Ayuntamiento, serían un 40% más económicas de las de las actuales clínicas dentales privadas. En el caso de los tres servicios más demandados, que suponen un 60% de las sesiones en las consultas son:

Obturación (empaste). 55 euros (un 13% más económico que los precios de mercado que resultó de un estudio de la organización de consumidores FACUA)

Endodoncia (extracción de la pulpa o raíces). 160 euros (un 30% menos)

Higiene. 30 euros (un 43% menos)

Colau ha explicado que aunque el servicio estará abierto a toda la ciudadanía, el objetivo es llegar al 12% de vecinos que según la Encuesta Nacional de Salut no puede permitirse ir al dentista. La encuesta de Salud de Barcelona indica que solo el 40,8% de vecinos han acudido al dentista durante el último año. “La salud bucodental es básica para el bienestar y la salud básica, todo el mundo necesita tener una boca sana para tener una vida saludable, porque afecta al bienestar físico, emocional e incluso a las posibilidad es de encontrar trabajo”, ha manifestado la alcaldesa.

Tanto Colau como Tarafa han insistido mucho en que pese a los precios más económicos se garantizará la calidad del servicio y los materiales, desmarcándose de franquicias que ofrecen precios reventados a costa del material y los sueldos que pagan. Las dos responsables no han descartado en el futuro que el dentista municipal tenga tarificación social (en función de la renta de los vecinos) si detectan que no llega a las familias con menos recursos.

Sobre la posible reacción que tengan los dentistas con consulta privada, Tarafa defendió que el futuro servicio público “no es competencia desleal, son precios ajustados a costa de que el servicio sea sostenible pero no tenga beneficios”. La comisionada aseguró que el Ayuntamiento ha hablado con el Colegio de Odontólogos “y no lo han visto mal”, dijo. El Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Cataluña no respondió ayer a la iniciativa y aseguró que lo hará el lunes a través de un comunicado.

El nuevo servicio se ubicará, para empezar, en un local alquilado a precios de mercado de unos 200 metros cuadrados y tendrá 23 profesionales (odontólogos, auxiliares, higienistas y personal de administración y recepción). La inversión inicial será de 500.000 euros, pero la previsión es que el servicio sea sostenible con su actividad. La idea que tiene el Ayuntamiento es abrir esta primera consulta en distritos periféricos como Nou Barris, Sant Martí o Sant Andreu.

La oposición ve “electoralista” la idea de la alcaldesa

Desde la oposición, PSC (que gobernó durante un año en alianza con Colau), PDeCAT y PP tacharon el proyecto de un servicio de odontólogo municipal de electoralista. Fuentes del grupo municipal del PSC aseguraron que se enteraron del proyecto “por la prensa” y que aguardan a “conocer los detalles”. “Suena a improvisación electoralista, nos extraña que la empresa que gestiona los aparcamientos ahora actúe como clínica dental”, aseguraron y advirtieron de que estarán “atentos a lo que digan los sectores profesionales y el área de Salud de la Generalitat”.

Por parte del PP, el concejal Javier Mulleras consideró que la propuesta de Colau es “electoralista y ficticia, ya que la decisión de promover estas medidas le corresponde a otras administraciones como la Generalitat”. “Colau inicia su campaña a las municipales utilizando la demagogia una vez más, busca el titular fácil sin tener nada cerrado. La alcaldesa esta más preocupada en ganar votos que en proponer medidas reales”, reprochó.

Desde el PDeCAT denunciaron que "después de prometer rebajas en la funeraria y el agua, el populismo de Colau ofrece, a cinco meses de las elecciones, dentista a precios baratos". La concejal Sònia Recasens consideró que la alcaldesa "da por inaugurada la campaña electoral" y consideró que el proyecto será "inviable e insostenible por incapacidad de ajustarse a la demanda" y reclamó que se apueste por la "tarificación social".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información