Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un auditor contradice los informes de Hacienda sobre la familia de Sito Miñanco

El perito de la defensa afirma que los ingresos de la inmobiliaria San Saturnino “son coherentes” y denuncia errores en el informe de los inspectores

Sito Miñanco, este lunes durante el juicio en Pontevedra.
Sito Miñanco, este lunes durante el juicio en Pontevedra.

Las versiones de los dos últimos peritos, uno contratado por la Agencia Tributaria y otro por abogados de la defensa, han resultado prácticamente contradictorias al evaluar el patrimonio gestionado por la inmobiliaria San Saturnino, que supone la prueba para la fiscalía de que la compañía blanqueó diez millones de euros del narcotraficante José Ramón Prado, Sito Miñanco.

El auditor de la empresa Crowe Hortwath, contratada por la defensa, ha explicado que el informe que elaboró se rige por los parámetros que maneja la Agencia Tributaria en sus inspecciones fiscales, pero no se explica cómo esta, por ejemplo, no contabilizó un préstamo hipotecario del año 1989. “Hacienda ha ignorado los datos contables de la inmobiliaria y el desfase patrimonial que ha detectado yo no he podido identificarlo por ningún lado”, afirmó.

Según su análisis sobre el dinero circulante, no apreció “ningún movimiento sospechoso o irregular y todos los ingresos resultaron coherentes”. El perito subrayó el hecho de que hubiese casi 800.000 euros de diferencia en activos respecto a los cálculos de Hacienda, “que son abismales y sorprendentes, pese a haber manejado los mismos datos”, concluyó.

Con las pruebas documentales aportadas este lunes, ambos testigos cerraron este juicio que arrancó en octubre y que ha girado en las disquisiciones sobre el trabajo de los peritos de la Agencia Tributaria y la metodología que emplearon para tasar los bienes de la empresa. Un sistema de cálculo sobre inspecciones oculares y comparativas que se complementa con la base de datos de Hacienda que ha sido absolutamente cuestionada por las defensas de los cinco acusados.

El técnico de Valmesa, la empresa de valoraciones contratada por Hacienda, ha defendido su trabajo como supervisor del informe que ha servido como base de la acusación. A preguntas de las defensas, el testigo sin embargo ha reconocido que “las tasaciones son aproximadas, y lo es la mía y la de cualquier otro perito”, dijo.

También ha admitido errores en la relación de bienes de la empresa al aparecer tres propiedades que no corresponden a San Saturnino. “Errores surgen siempre”, comentó el tasador, quien defendió los métodos de cálculo utilizados que, según él, son los mismos que se manejan para una entidad bancaria. “Quizá no es un sistema exacto pero como aproximación es válida”, indicó.

Las valoraciones sobre el patrimonio ha sido el caballo de batalla de los abogados de Sito Miñanco, su exmujer, su hija, una cuñada y el constructor de la familia. Todos ellos se juegan una condena de seis años de prisión, multa de 10 millones de euros, además de la clausura de la inmobiliaria en la que Miñanco figuró como administrador hace 30 años y que ahora está a nombre de la madre de sus hijas.

Las defensas han tratado de probar que las tasaciones de Hacienda están infladas. Los abogados han reprochado a todos los peritos de la acusación que han intervenido en los informes económicos que solo hiciesen comprobaciones visuales de los inmuebles después de que alguno haya reconocido que, de haber entrado en viviendas y edificios, la tasación habría variado sustancialmente. El juicio en la Audiencia de Pontevedra se reanuda este viernes con la lectura de los informes de las partes y la última palabra de los acusados antes de quedar visto para sentencia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >