Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El abogado de Femen: “Piden cárcel porque no las pueden quemar en la hoguera”

Visto para sentencia el juicio a dos militantes de la organización feminista a las que acusan de profanar La Almudena

Carlota Canoas y Ana Urbina, activistas de Femem, en el juicio que se sigue contra ellas por encadenarse en un crucifijo de La Almudena. Ampliar foto
Carlota Canoas y Ana Urbina, activistas de Femem, en el juicio que se sigue contra ellas por encadenarse en un crucifijo de La Almudena.

“Piden cárcel porque no las pueden quemar en la hoguera”, ha afirmado este viernes el abogado de Femen, Endika Zulueta, durante el juicio contra Ana Urbina y Carlota Cánovas, las dos activistas de Femen que se encadenaron con el torso desnudo al altar mayor de la Catedral de la Almudena a las 9.00 del 13 de junio de 2014 en una acción de protesta a favor del aborto. Un juicio que ya ha quedado visto para sentencia en el Juzgado de lo Penal número 23 de Madrid.

Las femen han llegado al juzgado con flores y cintas de colores en el pelo. La Fiscalía pide por el delito de profanación de sentimientos religiosos una pena de nueve meses de prisión para cada una de ellas, al considerar que actuaron "con ánimo de ofender a los feligreses" y "faltaron al respeto a un lugar de culto". Según su relato, las activistas se dirigieron al altar mayor y mostraron su torso desnudo sobre el cual decía: "altar para abortar". Mientras las dos mujeres se encadenaron a un barrote que estaba cerca del crucifijo, gritaban "aborto es sagrado", como quedó registrado en fotos y vídeos. Las activistas permanecieron allí hasta que los policías acudieron y cortaron la cadena con una cizalla.

El juicio estuvo cargado de comentarios por parte del público lo que provocó  la expulsión de dos de los asistentes. "Vais a ir al infierno" o "Sois malas", eran algunos de los comentarios que se han escuchado en la sala. Además de la Fiscalía, la acusación particular ha sido ejercida por la Asociación Española de Abogados Cristianos, que reclama una pena mayor, elevando su petición hasta los dos años de cárcel y una multa simbólica.

El letrado de las acusadas, Endika Zulueta, ha explicado que "el ánimo que movió su acción, obviamente, no era la ofensa religiosa sino el fomento del debate social" sobre la reforma de la Ley del Aborto "realizado en un lugar de evidente simbología". En ese momento el tema del aborto estaba sobre la mesa, pues el entonces ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, había presentado su propuesta de reforma de la Ley 2/2010 de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo para restringir el derecho al aborto.

Este no es el primer juicio al que se han enfrentado las activistas de Femen en España. El primero fue en 2016, cuando cinco jóvenes fueron absueltas por haber irrumpido semidesnudas en una marcha antiabortista en Madrid en noviembre de 2013. No obstante, el segundo juicio se celebró en octubre de 2017. En aquella ocasión, una mujer aceptó una condena a un año de prisión después de que el 23 de abril de 2015 arrojara un ejemplar de la Constitución contra el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz como protesta contra la conocida como "Ley Mordaza".

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información