Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy, en su marcha de Santa Pola: “Uno no se va nunca de los sitios y siempre puede volver”

El expresidente bromeó con una vuelta a la política en una comida de despedida del registro de la Propiedad de Alicante

El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, a su salida del restaurante de Santa Pola, este martes. Ampliar foto
El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, a su salida del restaurante de Santa Pola, este martes. EFE

El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy se despidió esta semana de Santa Pola, la localidad alicantina donde tenía plaza de registrador de la propiedad, con una comida multitudinaria en la que se encargó de subrayar las despedidas nunca son definitivas. Durante el homenaje, en el que estuvo arropado por profesionales de su sector y cargos locales y provinciales del Partido Popular, el expresidente bromeó con su vuelta a la política. "Las puertas para volver están abiertas en cualquier faceta de la vida, en Santa Pola y en otra que es exactamente la todos ustedes están ustedes pensando, pero no piensan", se le escucha decir en un audio difundido por la Ser.

El ágape celebró en el restaurante preferido del expresidente, Batiste, y se prolongó hasta las 19.30 de la tarde. A la salida, Rajoy eludió pronunciarse sobre la situación política actual, tras ser preguntado expresamente sobre el conflicto catalán y la reunión que mantendrá el líder de Podemos, Pablo Iglesias, con el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras (ERC), en prisión. “He venido a una reunión de despedida. En realidad no es una despedida, porque uno no se va nunca de los sitios y siempre puede volver. Para mí ha sido un honor haber estado aquí, en Santa Pola, donde estuve hace unos años. Es un lugar magnífico, con una gente estupenda y hoy estado con muchos amigos y soy muy feliz”, dijo a los periodistas.

Su marcha coincide con la de Francisco Riquelme, el registrador que le ha sustituido todos estos años de excedencia y que deja a su vez su oficina registral de Elche para trasladarse a Orihuela. Cada uno de ellos donó mil euros a la asociación de lucha contra el cáncer de mama de Santa Pola, según ha podido saber EL PAÍS por fuentes del PP.

Unas horas antes, Rajoy había recogido las pertenencias que aún guardaba en su antigua oficina. Allí se mostró satisfecho con su nuevo destino: el Registro Mercantil de Madrid número 5. “Estaba contento porque le pilla más cerca de casa”, dijo a Efe una empleada del Registro de la Propiedad número uno de Santa Pola.

El traslado de Rajoy a Madrid fue resuelto el pasado 14 de septiembre aunque se publicó el día 21 de ese mes en el Boletín Oficial del Estado (BOE). El antiguo líder del PP había tomado posesión de su antigua plaza en Santa Pola el 20 de junio, días después de renunciar a su escaño de diputado y ser desalojado del Gobierno por la moción de censura del socialista Pedro Sánchez.

El expresidente solicitó su reingreso en el cuerpo de registradores, en el que obtuvo plaza por oposición a los 24 años. En su vuelta al tajo, se le vio pasear relajadamente por el municipio costero alicantino, aparentemente ajeno a la batalla que se desencadenó para sucederleen la presidencia del PP. Tras ejercer en Villafranca (León) o Padrón (A Coruña), llegó por primera vez a la villa alicantina en 1987, donde permaneció hasta 1989. Luego, tentado por José María Aznar, volvió a la política para llegar al Congreso como diputado. Desde entonces, nunca dejó de pensar en retornar algún día a su antigua profesión. “Santa Pola, un pueblo en el que voluntariamente he ejercido como registrador de la propiedad, en donde si Dios no lo impide volveré a hacerlo tras el paréntesis que significa en mi vida la dedicación a los asuntos públicos”, dijo en 2004, durante el pregón para las fiestas de la localidad.

Su vuelta se produjo en junio, tras renunciar al escaño y al sueldo al que tiene derecho como expresidente del Ejecutivo. Entonces dejó muy claro que su actividad política formaba parte del pasado. “Sé que creen que esto es noticia y por eso están aquí, pero no tengo mucho más que decir de lo que ya he dicho en las últimas fechas. Me he retirado de la política y vuelvo donde estaba. La vida continúa”, dijo. Este jueves, durante su despedida, tomó la palabra para agradecer el trato recibido y manifestar su deseo de regresar a Alicante en un futuro. “Piensa volver porque le gusta mucho esta tierra. No ha hablado de la situación política actual de España, pues era una comida de amigos”, señalan las fuentes del PP consultadas por este periódico.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información