Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bilbao ya tiene su “Manhattan”

Ambas márgenes han quedado conectadas gracias al Puente Gehry, inaugurado en 2015.

Una pala quita el último metro de tierra que convertía Zorrotzaurre en una península.
Una pala quita el último metro de tierra que convertía Zorrotzaurre en una península.

Bilbao ya tiene su isla. La ha perseguido durante los últimos 70 años y por fin, el ocho de octubre una pala ha retirado el último metro de tierra que unía Zorrotzaurre a la margen derecha de Bilbao. "Estamos viviendo un momento histórico", ha señalado desde el puente de Frank Gehry, el alcalde de la ciudad, Juan Mari Aburto, quien ha afirmado que con esta obra, que comenzó en 2014, "podemos hablar de un antes y un después. Es el último hito de este Bilbao que mira al futuro", ha indicado. Aunque la última fase de las obras es reciente, el proyecto para separar la península data de mediados del siglo XX, pero se paralizó por el alto coste y las dificultades tecnológicas que entrañaba la apertura del canal.

Xabier de Irala (izquierda), Zaha Hadid e Iñaki Azkuna, se dan la mano durante la presentación del acuerdo.
Xabier de Irala (izquierda), Zaha Hadid e Iñaki Azkuna, se dan la mano durante la presentación del acuerdo.

Hace ya una década el anterior alcalde, Iñaki Azkuna, encargó un plan rector para la futura isla a la arquitecta angloiraquí Zaha Hadid (1950-2016). Era la última gran operación de regeneración urbana proyectada en Bilbao tras el desarrollo de Abandoibarra y Miribilla. El máster plan de la prestigiosa arquitecta, que presentó en octubre de 2004, chocó, sin embargo, con una de las mayores crisis económicas mundiales que dinamitó cualquier posibilidad de afrontar la inversión inmobiliaria y constructiva en la zona. La ganadora del premio Pritzker en 2004, la primera mujer en conseguir el considerado Nobel de Arquitectura, se encontró además con el enfrentamiento de los vecinos que poco a poco lograron modificar aspectos del proyecto como la reducción del número de puentes, la altura de los edificios y algunos aspectos urbanísticos más. 

A las 13.00 horas, una retroexcavadora ha comenzado a retirar los últimos metros cúbicos de tierra que unían la península con la ribera de Deusto. Al poco rato, el agua ha comenzado a correr por primera vez por el Canal de Deusto y Zorrozaurre se ha convertido en isla, un paso más en el proyecto de hacer realidad "ese Manhattan bilbaíno, esa isla del talento, del conocimiento, que va a albergar una nueva economía, la economía digital", ha dicho Aburto. Un grupo de vecinos de la zona ha desplegado durante el acto una pancarta en la que se leía "This is not Manhattan. Erribera bizirik" (Esto no es Manhattan. La ribera viva". "Tiburoiak kanpora" (fuera los tiburones) y "Zorrozaurre es un fraude". 

Aunque el agua ha rodeado Zorrozaurre con el inicio de la retirada de los últimos 14.000 metros cúbicos de tierra que unían la península a La Ribera de Deusto, aún quedan varios meses de trabajos hasta que la obra esté concluida. Finalizará a principios de 2019 cuando la apertura del Canal de Deusto sea completa y la ejecución de los muelles proyectados esté culminada. En su intervención, el alcalde ha destacado la función hidráulica de protección contra las crecidas de la ría que tiene la apertura del Canal de Deusto, que reducirá de forma notable la inundabilidad en varias zonas de Bilbao.

La obra de apertura del canal ha consistido básicamente en la construcción de dos alineaciones paralelas de muelle de ribera separadas por 75 metros y el posterior vaciado de 365.000 metros cúbicos de tierra. Ambas márgenes han quedado conectadas gracias al Puente Gehry, inaugurado en 2015. La apertura del Canal de Deusto y la isla de Zorrozaurre es la última gran operación de transformación urbana de Bilbao. Según Aburto, se trata de un espacio "de oportunidades" de 840.000 metros cuadrados, en el que se impulsarán actividades económicas y se construirán 5.500 viviendas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >