Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El TSJM desestima el recurso municipal para frenar 100.000 viviendas en el sur

Los promotores de cuatro nuevos desarrollos reclaman al Consistorio 1.580 millones de euros en indemnizaciones

Desarrollo urbanístico de Los Berrocales, en el sureste de la capital.
Desarrollo urbanístico de Los Berrocales, en el sureste de la capital.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha rechazado en su auto del pasado 24 de septiembre el recurso interpuesto por el Ayuntamiento de Madrid para frenar 105.000 viviendas en el sur de la capital. Los promotores recurrieron el plan municipal de la Nueva Estrategia de Desarrollo del Sureste, al considerarlo no ajustado a la ley. En su primer auto, los jueces acordaron anular de manera cautelar ese plan. Los promotores calculan que la paralización de la construcción de esas viviendas provocaría pérdidas de más de 1.580 millones de euros.

El TSJM confirma que mantiene su negativa a considerar el plan director del Consistorio como un instrumento adecuado para modificar un proyecto urbanístico que pretende crear cuatro nuevos barrios en el sur. Se trata de los desarrollos de los Berrocales, Ahijones, Cerros y Valdecarros, que el Área de Desarrollo Urbano Sostenible considera que debe "racionalizarse", es decir, aplazar la construcción de 50.000 viviendas, y paralizar otras 50.000.

El auto, que adelanta EL PAÍS, mantiene que "un plan director como el presente [el del Ayuntamiento] en ningún caso puede, en materia urbanística, establecer unos derechos y obligaciones de los particulares distintos a los previstos en el planeamiento vigente en la ciudad de Madrid". Y, sobre todo, reitera una de las conclusiones de los jueces del pasado mes de julio, cuando aprobaron las medidas cautelares contra el plan del gobierno local por "el riesgo de la implantación de una planificación urbanística ajena al régimen normativo vigente en Madrid y lesiva para los derechos urbanísticos de los particulares (...) que los ostentan".

En abril, los jueces ya consideraron que el Plan Director de la Nueva Estrategia de Desarrollo del Sureste podría ir "en contra de la legalidad" y afectar a los intereses de las juntas de compensación. Los jueces mantuvieron en aquel documento que la suspensión cautelar afectaría por un periodo breve de tiempo la política municipal, mientras que supondría la disolución de las juntas de compensación. Entonces el Consistorio recordó que la aplicación de medidas cautelares no significa una sentencia definitiva, que aclare cuál será el futuro del sur de la capital.

El plan director anulado de forma cautelar postula eliminar dos juntas de compensación (las de Los Cerros y Valdecarros) y aceptar de las 105.000 viviendas solo una fase de 27.700 entre 2022 y 2030, y otra de 26.000 entre 2031 y 2039: hasta un total de 54.000 pisos. "Se trata de no desarrollar megaproyectos de manera unitaria y simultánea, sino dividirlos e irlos tramitando en la medida en que se vayan consolidando los anteriores", señala el documento municipal suspendido por los jueces. Contra la resolución cabe interponer recurso de casación en un plazo de treinta días.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram