Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Mossos investigan la muerte a tiros de un hombre en Reus

El cadáver ha aparecido este miércoles, de madrugada, en una calle de la ciudad

Tiroteo en Reus
Mossos d'Esquadra en una imagen de archivo.

Los Mossos d’Esquadra mantienen abierta una investigación para aclarar un tiroteo ocurrido en el centro de Reus, pasada la medianoche del martes, y que se saldó con la muerte de un hombre de 43 años, vecino del municipio y de nacionalidad albanesa.

La víctima fue acribillada por un pistolero que disparó desde un coche, a corta distancia, y luego huyó del lugar a toda velocidad. La Unidad de Investigación Criminal de los Mossos asumió el caso y desde un primer momento trató de recabar indicios y testigos que ayuden a localizar al autor del crimen y a sus posibles colaboradores.

El tiroteo tuvo lugar en una calle céntrica, en el barrio de La Pastoreta, y los Mossos recibieron la llamada de varias personas que residen en la zona y que relataban haber oído disparos en el barrio. Algunos alertaban de la presencia de un hombre, aparentemente herido, tumbado en suelo. Pese a ser una zona repleta de casas, el hecho de que ocurriera de noche dificultó que los vecinos pudieran aportar detalles del pistolero, más allá de retener algunas características del coche en el que huyó.

Ajuste de cuentas

Hay varias hipótesis abiertas, pero una de las pistas guarda relación con un crimen anterior, ocurrido en Cambrils en el año 2008, cuando un hombre de 26 años y origen albanés apareció muerto de un tiro en la cabeza dentro de un coche que estaba aparcado en una gasolinera.
La Guardia Civil asumió aquella investigación y concluyó que el caso estaba relacionado con oscuros negocios de prostitución. Tardó tres meses en detener al autor del crimen. Lo localizó en Tarragona y, en su declaración, el sospechoso alegó que la víctima había tratado de matarle primero. Si le disparó, dijo, fue para escapar. En abril de 2011, la Audiencia de Tarragona lo juzgó y lo condenó a seis años de cárcel por los delitos de homicidio y tenencia ilícita de armas. Tras cumplir condena, salió en libertad. Los investigadores, esta vez de los Mossos, sospechan que aquellos hechos de Cambrils están detrás del crimen de Reus.