Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La varita de Harry Potter salva las Galerías Maldà

Una empresa relanza el centro comercial con tiendas del famoso mago, Juego de Tonos y Bola de Dragón

Rubén Sánchez ante la tienda sobre Harry Potter.
Rubén Sánchez ante la tienda sobre Harry Potter.

En su día fueron la milla de oro del comercio barcelonés, pero cayeron en un largo letargo. Las Galerias Maldà llevaban décadas convertidas en un laberinto de comercios vacíos. Incluso la tienda más emblemática, la Policlínica de Bebés —donde se repararon y operaron muñecas durante más de 70 años— echó el cierre el año pasado. Las Maldà eran el escenario del fin de un modelo comercial que se escondía del sol. El Marqués de Castellbell las construyó en 1939 inspirado en el éxito de espacios similares en otras ciudades europeas. Un laberinto de calles tapadas por cúpulas de vidrio. El noble dividió entre sus herederos las galerías. Hoy tienen 16 propietarios y, hasta hace poco, escaso interés comercial. Un lugar donde sobrevivían unas cuantas tiendas de souvenirs.

Hace cuatro años, cinco amigos orquestaron la empresa Reino de Juguetes en un almacén del barrio de Sant Andreu. Rubén Sánchez, vecino de Badalona que entonces tenía 29 años, es uno de los fundadores y ahora director ejecutivo de la socidad: “Nos unía nuestra pasión por el mundo mágico”. Desde Reino de Juguetes vendían a través de internet disfraces, muñecos, regalos y “magia”. Pero los encantamientos que se reparten en paquete de cartón se les quedaban cortos. El director ejecutivo, que luce un tatuaje de La Sirenita en uno de sus brazos, buscaba un lugar donde poder montar una pequeña tienda en el centro de Barcelona. Y lo encontró en Galerias Maldà. “Me dijeron que estaban gafadas pero eran las mejores condiciones que podíamos permitirnos”, asegura. Allí abrió, el pasado 5 de octubre, el Carreró de Muggles, la primera tienda temática de Harry Potter en España. Un pequeño establecimiento con todo lo imaginable e inimaginable sobre el aprendiz de mago. Entre ellas, varias Saetas de Fuego, la escoba exclusiva para los profesionales de la magia. Hay varitas y dependientes vestidos como si fueran auténticos alumnos del colegio Hogwarts. Unos técnicos que explican las maravillas de más de un millar de productos de la saga. “Los que más vendemos son las judías de Harry Potter y la cerveza de mantequilla, sin alcohol”, cuenta una dependienta.

La tienda abrió en octubre y en enero tenía hasta colas en la calle

“Pronto empezaron a venir clientes muy fieles que querían saber cuándo llegaban novedades de forma semanal. A finales de enero empezamos a tener colas que llegaban a la calle. Yo pedía perdón a la gente por tener que esperar”, recuerda Sánchez.

La ambición, y la “magia”, de Reino de Juguetes no se quedó aquí y el pasado 19 de marzo abrió, junto a la tienda de Potter, un nuevo local el Throne Store BCN, especializado en la serie Juego de Tronos. Música, ambientación, una réplica del trono donde poderse hacer fotografías y la joya de ventas: “Una especie de orujo que se llama El Fuego Valyrio”. De todo para todos los bolsillos. Incluso hay una réplica de la corona del rey Robert Baratheon que cuesta 615 euros… Fue entonces cuando todo el equipo de Reino de Juguetes se trasladó a las Galerias Maldà con la intención de convertir el lugar en la sede de esta empresa que según Sánchez se “encarga de repartir magia”. Vecinos y turistas volvieron a recuperar las acomplejadas galerías. En abril abrieron dos tiendas más. Una especializada en figuras Funko y otra dedicada a Bola de Dragón. En octubre abrirán una joyería de objetos de todas las series. Para que la zona remonte, Sánchez relanzará, en unas semanas, la asociación de comercios Galerias Maldà. Ya se han instalado nuevos locales en las galerías. Entre ellas, GrandesZapatos, una tienda que calza a mujeres a partir del 42 y a hombres desde el 47.