Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Patinando la ciudad con sonido disco

Veranos de la Villa organiza este viernes un recorrido sobre dos ruedas por el centro de Madrid

Rigo Niky y Emma practicando para la Rollerdisco.
Rigo Niky y Emma practicando para la Rollerdisco.

Tienen derecho a transitar por la acera a la velocidad de las personas y por carriles bici, lo que los deja a medio camino entre el peatón y el ciclista, según la última Ordenanza para la Movilidad del Ayuntamiento de Madrid. Pero los patinadores reivindican más libertades para un tipo de práctica urbana que cada día suma a más usuarios. “Patinar no solo es un deporte y una forma de ocio saludable. Puede ser también una manera de moverse por la ciudad”, comenta un portavoz de Veranos de la Villa. El festival veraniego del Ayuntamiento se suma a un uso más sostenible de la capital con una actividad, hoy viernes, dedicada a todos los patinadores. El recorrido comienza a las 20.00 horas en la glorieta Emilio Castelar y termina en el mismo lugar, dos horas más tarde, con una roller disco (una discoteca en la que se baila sobre patines) que contará con el soundsystem del sello madrileño Lovemonk.

“Somos unos 2.000 patinadores”, calcula Gustavo Stoops, presidente de la Asociación de Patinadores de Madrid, quienes llevan celebrando desde hace un año la Madrid Friday Night Skate, un paseo mensual por la ciudad con más de seiscientos participantes. “Nuestra principal lucha es conseguir que este paseo sea autorizado por la Delegación del Área de Gobierno de Medioambiente y Movilidad del Ayuntamiento. De momento, solo podemos hacerlo si lo convocamos como una manifestación o concentración”, explica el patinador de origen argentino, cuyos inicios se produjeron cuando quiso desplazarse de su trabajo, en el norte de la ciudad, hasta su casa, en la zona sur. “Me pareció una buena manera de moverme por la ciudad y conocer gente”, recuerda.

La limpieza y el cuidado del asfalto es otro de los intereses de la asociación, que alerta del deterioro de los parques mas históricos. “Cada día resulta más complicado transitar el [parque del] Retiro o el Rey Juan Carlos; los agujeros son tan grandes que los accidentes son constantes. La Casa de Campo es otro de los lugares impracticables para cualquier aficionado a los patines. Todo el asfalto, del lago al zoo, está levantado”, avisa sobre los peligros de un tipo de deporte que también practican cientos de niños y familias.

“Me gusta ir sobre ruedas, vas más rápido. Aunque no lo utilizo para desplazarme por la calle”, confiesa Teresa Cobo, una de las integrantes de la liga Roller Derby Madrid, un tipo de práctica deportiva que suma a la velocidad el contacto y la estrategia. “Una amiga me llevó a verlo y me gusto que fuera un deporte femenino de contacto. Alquilamos pistas en diferentes lugares y entrenamos dos veces por semana”, cuenta sobre esta actividad que practican unas cincuenta mujeres. Tanto el patinaje urbano, como el roller derby o el roller disco, ayudan a amplificar el uso y disfrute de los patines en la gran ciudad. “Nos gustaría que el uso del coche tuviera menos libertad y se diera más espacio a medios de movilidad más sostenibles y no contaminantes”, argumenta Stoops. El próximo recorrido que tienen convocado tendrá lugar el 21 de septiembre, tercer viernes del mes. “La gente que nos ve se sorprende de lo bien estructurado y cívico que es todo”, concluye.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información