Ayuntamiento de Arroyomolinos

Arroyomolinos mantiene en el nuevo gobierno local “por error” al concejal investigado por corrupción

Ciudadanos y el nuevo alcalde lo atribuyen a “un error de transcripción” que será enmendado

Andrés Martínez (centro), en su toma de posesión como alcalde de Arroyomolinos, el pasado 14 de agosto.
Andrés Martínez (centro), en su toma de posesión como alcalde de Arroyomolinos, el pasado 14 de agosto. KIKE PARA

Juan José González, el concejal expulsado de Ciudadanos e investigado en la Operación Enredadera, se mantiene en el nuevo Gobierno de Arroyomolinos. Así lo recoge un decreto firmado por el alcalde, Andrés Martínez, y fechado el 17 de agosto. Tanto el regidor como su partido, Ciudadanos, lo achacan a “un error de transcripción” que “será enmendado a primera hora del jueves”. Explican que, en lugar de González, debería aparecer Juan José López, el edil que tomó el acta en sustitución de Carlos Ruipérez, el alcalde dimitido.

“No nos hemos dado cuenta. Es un error que vamos a corregir. Es fácil equivocarse porque las dos personas implicadas tienen el mismo nombre [de pìla]”, ha explicado Martínez, elegido alcalde el 14 de agosto con el apoyo de los tres representantes del Partido Independiente de Arroyomolinos (PIArr), dos de los tres de Arroyomolinos Sí Puede y los tres ediles no adscritos. Entre ellos, dos antiguos miembros del PSOE y Juan José González, expulsado de Ciudadanos el 18 de julio e investigado en la Operación Enredadera, una red que adjudicó ilegalmente decenas de contratos para el control del tráfico en 44 Ayuntamientos de toda España.

Ana Millán, portavoz del PP asegura: “El pago de favores no iba a ser gratis. El único objetivo era mantener el sillón a cualquier precio. Ya en 2015, Ciudadanos rompió las directrices del partido al no dejar gobernar a la fuerza más votada (PP). Hoy lo vuelve a hacer al incluir a un imputado en el Gobierno, disfrazándolo sin darle delegaciones, pero haciéndole miembro de la Junta de Gobierno Local”.

Tránsfugas

Martínez sustituyó en el cargo a Ruipérez, que abandonó el cargo y su acta de concejal el 26 de julio, después de que Ciudadanos le amenazara con expulsarle del partido. Antes de tomar la vara de mando, el nuevo alcalde aseguró que no habría ningún investigado en su equipo. En su opinión, González podría formar parte de la Junta de Gobierno, aunque no tuviera delegación concreta, pero “no tendría sentido”. Y explica: “La composición debe ser de cinco personas pertenecientes a los diferentes partidos que forman el gobierno”. En este caso, a elegir entre Ciudadanos, PIArr y los no adscritos, ya que Arroyomolinos Sí Puede declinó entrar en él.

“Nos alarma que un investigado forme parte del Gobierno. A Ciudadanos le vale todo con tal de gobernar”, insiste Pilar Sánchez, portavoz del PSOE. Entre los ocho ediles que conforman el nuevo Gobierno se encuentran Juan Carlos García y José Vicente Gil, concejales no adscritos que abandonaron las filas socialistas el 11 de julio, cuando su partido decidió romper el vínculo con Ciudadanos y PIArr en virtud a un compromiso ético en el que se comprometían a no gobernar con investigados.

García, que será primer teniente de alcalde, tendrá delegadas las áreas de Educación, Juventud, Personal y Formación entre otras. Gil se encargará de Hacienda, Empleo y Patrimonio Histórico. El nuevo alcalde sostiene que no les considera tránsfugas porque, para ello, con su decisión deberían “aumentar su beneficio económico”, algo que no sucederá, ya que continuarán con un sueldo cercano a los 47.633 euros que recibían hasta ahora. A Pilar Sánchez, portavoz socialista, le parece “vergonzoso” que un partido “que viene a regenerar la política” como Ciudadanos fuerce un gobierno con tránsfugas.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50