Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Metro cierra Gran Vía hasta abril para remodelar la estación y retirar el amianto

Del 22 al 29 de agosto la circulación de la línea 1 quedará además interrumpida en esa parada durante la retirada del asbesto

metro gran via
Aspecto de las obras en la estación de metro de Gran Vía, este viernes.

Metro de Madrid comenzará este lunes las obras de remodelación de la estación de Gran Vía —en la que confluyen las líneas 1 y 5—, entre las que se incluyen las obras de retirada de los restos de amianto. Las obras comenzarán el 20 de agosto y se alargarán hasta el próximo 13 de abril, periodo en el que los trenes no pararán en dicha estación. Los trabajos de extracción del amianto se llevarán a cabo entre el 22 y 29 de agosto, días en los que el tramo de la línea 1 que une Tribunal con Sol permanecerá cerrado.

Durante las tareas de desamiantamiento, los trenes de la línea 1 circularán desde la estación de Pinar de Chamartín hasta Tribunal, donde los viajeros tendrán que desalojar los convoyes. En sentido inverso, desde Valdecarros, la línea azul finalizará su trayecto en Sol. Salvo el tiempo que ocupen las obras de retirada de asbesto, los trenes seguirán pasado por la estación, pero no efectuarán parada en ella. Como alternativa, los usuarios tienen la posibilidad de utilizar las estaciones de Tribunal y Sol (para la línea 1) y Chueca y Callao (para la línea 5), las paradas más próximas a la Gran Vía.

Las piezas que contienen este material tóxico se encuentran ubicadas en los cuartos de alta y baja tensión y las bóvedas de los andenes, según detalló ayer la empresa pública de transporte. No obstante, Metro de Madrid no especificó las cantidades de amianto que serán retiradas. “El procedimiento será similar al resto de obras de remodelación y el objetivo es que los trenes puedan circular cuanto antes”, detalló una portavoz de Metro de Madrid.

El resto de obras de remodelación incluye la incorporación de seis nuevos tramos de escaleras mecánicas —actualmente existen nueve— y la instalación de cuatro ascensores nuevos que conectarán el vestíbulo con los andenes de las líneas 1 y 5, con el pasillo de conexión, con el servicio de cercanías y con la calle. Además, se recuperará un templete como el diseñado por Antonio Palacios, arquitecto del primer trazado del suburbano. Estos trabajos se enmarcan dentro del proyecto que Metro está llevando a cabo para ampliar el vestíbulo de Gran Vía y conectar la estación a la red de trenes de Cercanías a través de la estación de Sol.

Durante este verano, también se retirará el asbesto localizado en las estaciones de metro de Sevilla (línea 2), Príncipe de Vergara (línea 2 y 9) y Pavones (línea 9). Estas retiradas forman parte del Plan de Desamiantado que el Gobierno de Comunidad de Madrid puso en marcha después de los avisos que denunciaban la presencia de este material cancerígeno en antiguas estructuras de las estaciones y en parte de la maquinaria. El Gobierno regional anunció que invertirá 140 millones hasta 2025 para eliminar cualquier rastro de amianto de todas las instalaciones de la red de Metro.

Clausurada la línea 9

Este lunes también arrancará la cuarta fase de las obras de remodelación de la línea 9, entre las estaciones de Arganda del Rey y Estrella. Está previsto que los trabajos se alarguen hasta el día 26 de agosto, periodo en el que permanecerá cerrado dicho tramo. El trayecto entre Sainz de Baranda y Avenida de América, que lleva en obras desde el 11 de agosto, volverá a reabrirse el lunes.

La Comunidad de Madrid ofrecerá un servicio adicional de autobuses para subsanar los cierres. Durante la última y quinta fase —entre el 27 de agosto y el 1 de septiembre— los cortes se reducirán entre Arganda del Rey y San Cipriano. El día 2 de septiembre, previsiblemente, todas las estaciones de la línea 9 volverán a la normalidad.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información