Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las fotos ‘toman’ Palafrugell

Arranca la bienal con 11 exposiciones en seis espacios diferentes del municipio

Fotografía de Cartier-Bresson que puede verse en la Bienal de Palafrugell.
Fotografía de Cartier-Bresson que puede verse en la Bienal de Palafrugell.

Los municipios de la costa catalana buscan encontrar su hueco en la oferta cultural del verano. En el caso de Palafrugell, uno de los municipios más activos del Baix Empordà, lo ha encontrado en la imagen desde que organiza la Bienal de Fotografía Xavier Miserachs, en honor de uno de los artistas que mejor captó el espíritu y la transformación que comportó el turismo en la Costa Brava. Él es uno de los protagonistas de esta X edición que arrancó este sábado y podrá verse hasta el 14 de octubre: 11 exposiciones y un extenso programa de actividades que se desarrollarán en seis espacios de la localidad.

Acompañan a Miserachs, del que se celebran los 20 años de su fallecimiento y del que se podrá ver (La Galeria) las imágenes de su mítico libro Costa Brava Show, colegas de profesión de la talla de Henri Cartier-Bresson, con una selección de sus fotografías realizadas desde los años 30 hasta los setenta, con reportajes realizados en todo el mundo, además de retratos y paisajes, dos de las temáticas recurrentes suyas (Museu del Suro). También cumple años el fotoperiodista Samuel Aranda, 20 como profesional y por eso se exponen más de 100 fotografías (Bòbila Vella), algunas inéditas de este ganador del World Press Photo y el Ortega y Gasset que ha documentado conflictos, migraciones y temas sociales por todo el planeta.

De Atín Aya pueden verse (Museu del Suro) 40 retratos de hombres y mujeres de Andalucía, personas humildes en sus puestos de trabajo o escenarios más habituales. Por su parte, la fotógrafa Sandra Balsells documenta la Semana Santa en Sicilia, un tema que, junto a las tradiciones y las formas de vida de la isla le apasionan. Maria Contreras Coll ilustra la vida de las mujeres nepalíes que viven aisladas durante el período menstrual; Lorenzo Meloni, el fotógrafo más joven de la agencia Magnum Photos, expone la pérdida de los principales bastiones de Estado Islámico, mientras que Joan Alvado documenta el fenómeno del campesinado en Cataluña. Los cuatro en la Bòvila Vella.

Entre los hallazgos más interesantes, la obra de principios del siglo XX de un fotógrafo local como es Jaume Ferrer (1872-1922); un artista que aunque desarrolló una labor fotográfica muy versátil y en el estilo pictorialista del momento, también cultivó el documentalismo captando las incipientes actividades industriales, agrícolas, festivas de su localidad natal (Teatro Municipal).