Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un museo de los bombardeos de la Guerra Civil para Peironcely, 10

El Ayuntamiento expropiará la vivienda que fotografió Robert Capa para darle un contenido cultural

La sala de exposiciones del museo en la casa de Vallecas que fotografió Capa.
La sala de exposiciones del museo en la casa de Vallecas que fotografió Capa.

Un "pequeño museo que explique a los madrileños las atrocidades cometidas por la aviación alemana e italiana durante la Guerra Civil, en apoyo al Ejército sublevado". La plataforma SalvaPeironcely10, que lucha por la reforma y la protección de la vivienda de Vallecas que fotografió Robert Capa en 1936, tras los bombardeos de la aviación alemana e italiana, resume así el proyecto que ha presentado al Ayuntamiento de Madrid y que pretende que se llame Centro Robert Capa. El Ayuntamiento estudiará desde hoy el plan.

Este fotógrafo húngaro plasmó en otoño de 1936 una de las pocas viviendas de Entrevías que resistió a los bombardeos de la aviación nazi. Madrid sufría los primeros ataques desde el cielo en apoyo de los sublevados contra la República. Los aviones juncker de Hitler descargaban sus bombas sobre zonas civiles de la capital, y la vivienda en la calle de Peironcely fue una de las que resistieron la metralla. Capa la fotografió como símbolo del conflicto. La imagen se publicó en periódicos y revistas franceses y suizos, y dio la vuelta al mundo.

"Los experimentos de terror aéreo que se ejercieron sobre el cielo de Madrid luego fueron utilizados durante la Segunda Guerra Mundial. Y qué mejor lugar que este edifico, víctima de aquella atrocidad, para acoger entre sus resistentes muros la historia de lo que aquí sucedió", mantiene la plataforma para explicar su proyecto.

La entrada del museo en la vivienda fotografiada por Capa en 1936. ampliar foto
La entrada del museo en la vivienda fotografiada por Capa en 1936.

El futuro centro contaría con una sala de exposiciones de 258 metros cuadrados, un salón polivalente para proyecciones y conferencias de 43 metros cuadrados y la recreación de una vivienda según el diseño original. El objetivo de la plataforma es permitir al visitante hacerse una idea de cómo era la vida diaria en aquel lugar, una de las muchas viviendas que sufrió el bombardeo de la aviación alemana durante la batalla de Madrid. Asimismo, el museo dispondría de un espacio para recepción y control de acceso.

Además del proyecto del museo, que los delegados de la entidad han entregado al tercer teniente de alcalde de Madrid, Mauricio Valiente (IU), los representantes de la plataforma SalvaPeironcely10 insisten en la necesidad de buscar una solución para los actuales inquilinos de la infravivienda que se ubica en Vallecas, que tienen una orden de desahucio.

Cuestión social

La cuestión histórica se cruza con la social, puesto que en la vivienda viven 34 personas: 21 adultos y 13 niños de entre 2 y 17 años. Se trata de hogares de 25 metros cuadrados con condiciones insalubres, en las que conviven hoy familias que pagan alquileres de unos 300 euros. Una de ellas criticó que la Comunidad de Madrid le había retirado las ayudas y que el Ayuntamiento no le ofrecía una casa.

Por ello, la socialista Mar Espinar, quien fue la primera en interesarse en la rehabilitación de la vivienda, incidió en la necesidad de crear un museo y al mismo tiempo buscar una solución para los inquilinos, logrando el compromiso del gobierno de Carmena en este sentido.

El primer paso se dará hoy. Fuentes municipales señalan que la junta de gobierno aprobará el primer trámite para avanzar en la expropiación, según explicó ayer un portavoz del Consistorio. Para el concejal-presidente de Vallecas, Paco Pérez, ese trámite será "decisivo" porque permitirá "incluir las construcciones en el catálogo de bienes municipales protegidos", resolviendo así "la problemática social y de vivienda de los vecinos y vecinas que viven en el edificio".

En ello coincide la plataforma SalvaPeironcely10, que, además de recordar la promesa del delegado de Urbanismo, José Manuel Calvo, sobre la expropiación, mantiene que el recuerdo del pasado no puede hacerse sin resolver la situación de los inquilinos que, como hace más de 80 años, viven en uno de los barrios más populares de la capital. Un asunto central, explican, porque "entre ellos hay varias familias en riesgo de desahucio".

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información