Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 88% de los vecinos de Barcelona están expuestos a altos niveles de ruido

El Eixample es el distrito más afectado por la contaminación acústica, según un estudio de la Universidad de Vic

Mapa del ruido en Barcelona.
Mapa del ruido en Barcelona.

Si usted es de Barcelona y, en plena canícula, piensa que el ruido que soporta en casa cuando abre las ventanas es de locos, probablemente lleva razón. Lo corrobora un estudio de la Universidad de Vic, que ha constatado que el 88% de las manzanas con viviendas de Barcelona están expuestas a altos niveles sonoros (hasta 65 decibelios). En cambio, solo un 5% de las manzanas registran una media considerada correcta por la Unión Europea, por debajo de 55 decibelios. El premio al ruido se lo lleva el distrito del Eixample, seguido de los barrios de Sarrià-Sant Gervasi y Les Corts. Curiosamente, tres de las zonas con rentas más altas.

El estudio lo han hecho, a partir de datos del Ayuntamiento de Barcelona de 2012 (los últimos que hay disponibles), Raymond Lagonigro y Joan Carles Martori, del grupo de investigación Data Analysis and Modeling de la Universidad de Vic, y Philippe Apparicio, del Instituto National de la Recherche Scientifique de Canadá. Los resultados han sido publicados en la revista Transportation Research Parte D: Transportation and Environment.

Comparada con otras ciudades europeas, la contaminación acústica en Barcelona es muy elevada, porque, la media de la población europea que vive en áreas expuestas a altos niveles de ruido es del 65% y en Barcelona el porcentaje sube hasta el 88%, hace notar Lagonigro.

En cuanto a la fuente del ruido, la principal es el tráfico, precisa. Esto explica que, al contrario de lo que pueda parecer en algunas horas del día, los vecinos del Eixample sufran más la contaminación acústica que los de Ciutat Vella, donde las calles son estrechas y, en muchos casos, peatonales. O los de barrios más periféricos.

Los datos estudiados provienen del Departamento de Reducción de la Contaminación Acústica del Ayuntamiento y para hacer el informe los investigadores se fijaron en los tres momentos del día que se evalúan de forma estándar en estos estudios: de día (de 7.00 a 21.00), a primera hora de la noche (de 21.00 a 23.00), y por la noche (de 23.00 a 7.00). Una vez hechos los estudios, los investigadores llegaron a una conclusión esperada: Barcelona supera los niveles de ruido que fija la Unión Europea.

Tráfico del Eixample

Faltaba ver el detalle por barrios, y por eso se analizaron 4.507 manzanas de casas de pisos y la conclusión fue que las zonas con las calles más largas y más centrales del Eixample son las más afectadas, por el tráfico. Lagonigro apunta, en el caso de la trama cuadriculada del centro de la ciudad, que cuando la diseñó Ildefons Cerdà ya previó que a la larga se produciría un aumento del tráfico, pero que el diseño original del Eixample dibujaba verde en todos los interiores de manzana y también manzanas donde la mitad del espacio era verde o cruzadas por calles en diagonal. “Cerdà preveía amortiguar el ruido de la cuadrícula”, señala el experto.

A pesar de que no están en el centro, también los barrios de Sant Gervasi y Les Corts registran niveles excesivos de ruido, también vinculados al tráfico. En cambio, Sant Andreu es la zona con menos contaminación acústica de la ciudad. Otras zonas con poco ruido son, como Ciutat Vella, tramas de casco antiguo, con calles estrechas y poco transitadas, como las de Sant Martí, Gràcia o Sants.

Unos datos que han llevado a los investigadores a concluir que el nivel socioeconómico de la población está relacionado con la exposición a la contaminación acústica. De hecho, distritos que concentran rentas bajas, como Nou Barris y en especial la llamada Zona Nord, no destacan por ruido.

El estudio también muestra como los más afectados por el ruido son las personas mayores, que acostumbran a vivir en el centro de la ciudad, afirma la investigación. Esta exposición puede provocar daños en la salud y el bienestar físico y mental a todo el mundo que esté expuesto, pero sobre todo en los niños y la gente mayor, por su mayor vulnerabilidad, señala el informe.

El trabajo de investigación permitirá hacer una evaluación de molestias acústicas para que el Ayuntamiento de Barcelona pueda diseñar planes estratégicos encaminados a combatir la contaminación acústica y promover políticas para reducir el ruido y mejorar la calidad de vida de los vecinos de la ciudad.

Más información