Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Collserola alberga más del doble de jabalíes de los que el parque puede soportar

Barcelona baraja la esterilización para evitar que bajen a núcleos urbanos

Jabalíes comen basura en un barrio de Barcelona.
Jabalíes comen basura en un barrio de Barcelona.

La sobrepoblación es clara. En el parque de Collserola hay 1.500 jabalíes cuando la zona tiene una “capacidad máxima de carga” para 600 ejemplares, según dio a conocer ayer el Ayuntamiento de Barcelona. En una rueda de prensa convocada para explicar las últimas acciones implantadas para evitar que estos animales bajen a núcleos urbanos, el comisionado de Ecología, Frederic Ximeno, también anunció que el Consistorio está barajando la posibilidad de aplicar una vacuna contraceptiva impulsada por la UAB. El objetivo es frenar la presencia del animal en los barrios de Les Corts, Sarrià-Sant Gervasi, Gràcia, Horta-Guinardó y Nou Barris, donde el acceso a la basura propicia encontronazos problemáticos con los vecinos. Según datos de la Guardia Urbana, en 2017 se produjeron 667 incidencias relacionadas con su presencia.

Primero las palomas y ahora puede que los jabalíes. Tras impulsar el pienso anticonceptivo para estas aves en 2017, Ximeno explicó que el Consistorio ya lleva tiempo “trabajando” con la UAB para incorporar esta vacuna a su plan de choque contra las incursiones del mamífero a la ciudad, que puede llegar a pesar 90 kilos. “Todavía no hemos cerrado el acuerdo, pero tenemos toda la disponibilidad del mundo para hacerlo”, explicó el comisionado. En cualquier caso, Ximeno destacó que antes de aplicar la medida de esterilización, deberá quedar demostrada la efectividad de la vacuna, que ya ha sido implementada como proyecto piloto en el Vallès Occidental, concretamente en Matadepera, Sant Cugat, Terrassa y Vacarisses.

Contenedores inaccesibles

Sobre las últimas medidas ya adoptadas en el plan de choque, Ximeno destacó el bloqueo de 35 contenedores a través de sistemas de anclaje para evitar que los animales los vuelquen. Desde el año pasado también se están impulsando campañas de sensibilización ciudadana para alertar a los vecinos que no les faciliten el acceso a la basura. También se han desbrozado zonas limítrofes de Collserola con núcleos urbanos que les servían como zonas de paso a la ciudad. Asimismo, se han instalado estructuras de hormigón, inaccesibles para los jabalíes, para que los alimentadores de gatos depositen el pienso allí.