Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey entrega esta tarde los premios Princesa de Girona entre las protestas del independentismo

La alcaldesa Marta Madrenas llama a secundar las protestas de los Comités de Defensa de la República

Los Mossos cortan el camino de acceso al Mas Marroch, donde el Rey entrega los premios Príncesa de Girona
Los Mossos cortan el camino de acceso al Mas Marroch, donde el Rey entrega los premios Príncesa de Girona

Después de acudir el pasado día 22 en Tarragona a la inauguración de los Juegos Mediterráneos, el Rey regresa hoy a Cataluña para entregar los Premios Princesa de Girona, aunque por primera vez el acto no se celebrará en esta ciudad. El Ayuntamiento de Girona que preside la alcaldesa Marta Madrenas, también diputada de Junts per Catalunya en el Parlament, negó la utilización de las instalaciones del Auditorio-Palacio de Congresos que anualmente había acogido este evento, en protesta por el discurso que pronunció el monarca el 3 de octubre, dos días después del referéndum de independencia.

El veto del Ayuntamiento de Girona a la ceremonia obligó a trasladar el acto al Mas Marroch, el centro de eventos del Celler de Can Roca, situado en la población gerundense de Vilablareix. Con motivo de esta visita, los llamados Comités de Defensa de la República harán actos para mostrar su rechazo al jefe del Estado. Han convocado tres puntos de encuentro, en las inmediaciones del Mas Marroch: en el Pabellón de Vilablareix, en el aparcamiento del centro comercial Espai Gironès y en un polígono industrial de Aiguaviva. A las cuatro de la tarde, los Mossos ya habían cortado el camino que lleva al Mas y algunos manifestantes han denunciado que no les permiten moverse del aparcamiento del centro comercial donde se habían citado. Los CDR han llamado a cortar carreteras.

La propia alcaldesa de Girona ha llamado a sumarse a estas concentraciones, aunque ella no acudirá. Su argumento es que se desplazará a Caldes de Malavella (Girona), también con gobierno independentista, para participar en la inauguración de la plaza U d'octubre, en recuerdo de la celebración del referéndum. A las ocho de la tarde está previsto también que miembros de los CDR se concentren en la ciudad.

Ningún miembro del Gobierno catalán acudirá tampoco al acto a la entrega de los premios Princesa de Girona, organizado por la Casa Real, para insistir en la protesta por la actitud de Felipe VI frente al proceso independentista. En esa línea, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, renunció el pasado día 23 a la vicepresidencia de honor de la Fundación Princesa de Girona.

Con motivo de la inauguración de los Juegos Mediterráneos, Torra estuvo dudando hasta última hora si acudía o no al acto de Tarragona. Finalmente, lo hizo y cuando saludó al Rey le entregó un libro con fotografías por las cargas policiales del 1 de octubre en los colegios electorales habilitados para celebrar el referéndum y otro con los informes del Síndic de Greuges sobre lo que se considera vulneración de los derechos fundamentales en Cataluña durante el tiempo que duró la aplicación del artículo 155 de la Constitución.